Tus planes

Franquicias: del producto al concepto

Franquicias: del producto al concepto
Mientras que las franquicias de producto se quedan en el acto de compra, las de concepto se preocupan por agregar valor y ofrecer una experiencia al cliente.
$.-

¡Si sos uno más, te convertís en uno menos! Bajo esta premisa, pretendo diferenciar a las franquicias, buscando que se asienten sobre un verdadero concepto de negocio.En las franquicias de concepto debemos velar, además, por los valores, los momentos, los gustos de la gente, sus preferencias y las experiencias vividas

Cuando hacemos foco en los productos y servicios, solo nos preocupamos por el stock, el precio, la atención y la clientela. En cambio, cuando hacemos hincapié en el concepto de negocio debemos velar, además, por los valores, los momentos, los gustos de la gente, sus preferencias y las experiencias vividas.

Así, las franquicias de concepto poseen marcas reconocidas; son percibidas por sus atributos o beneficios. Tienen prestigio, reputación, notoriedad y son construidas a través del respeto y del amor de sus consumidores... ellos son sus dueños. Un ejemplo es Starbucks: no es solo un café rico, sino la experiencia de un café rico.

Otro atributo de las franquicias de concepto es que ofrecen soluciones agregando valor, en vez de vender productos. Los productos hace tiempo que no son consumidos como productos solamente, sino por los valores sociales que los acompañan. Las decisiones de compra de cualquier persona se basan en un 95% en lo emocional (estatus, percepciones, beneficios, sentimientos, etc.) y tan sólo un 5% en lo racional (precios, tallas, medidas, características, etc.) Como ejemplo, el caso de una colchonería, que pasa de vender colchones y sommiers a vender descanso y confort.

Además, ofrecen una experiencia memorable. Mientras que una buena experiencia se logra cuando la realidad es superior a la expectativa, en las memorables, además, intervienen el disfrute de los cincos sentidos y cuestiones como la sensación de seguridad, de limpieza, del ambiente y confort, del mobiliario, la decoración la iluminación y, por supuesto, la atención. Hay una diferencia entre "me gusta" y el "me deleita", "me regocija".

Otra característica de este tipo de franquicias es su relación con la comunidad en la que se encuentran: se integran a ella participando y agregándole valor.

Un último punto es el sentido de pertenencia y se refiere a que los franquiciados comparten la filosofía (los valores) de la compañía y se sienten identificados con el ADN de la franquicia. Se sienten orgullosos de pertenecer; se apoyan y ayudan. Son tratados como "socios" y aportan ideas constantemente a la red.



¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres