Tu gente

Herramientas para la felicidad laboral

Herramientas para la felicidad laboral
Cuando trabajamos en proyectos que nos apasionan somos felices, productivos y estamos comprometidos con lo que estamos haciendo. ¿Cómo podemos enfocarnos en proyectos que den este tipo de compromiso? Existen herramientas que podés utilizar para aumentar la proporción de trabajo gratificante.
$.-

Muchos de nosotros asumimos que el motivador más importante en el trabajo es el pago. Sin embargo, cuando nos sentamos a pensar qué es lo que realmente disfrutamos, en un momento en el que desarrollamos un proyecto, nos damos cuenta de que la mayor influencia sobre la motivación no fue el dinero que nos dio, sino los desafíos que dicho proyecto trajo y que nos hicieron sentir que habíamos logrado algo placentero y valioso. El arte de la felicidad necesita de trabajo y para eso requiere de herramientas. El arte de la felicidad necesita de trabajo y para eso requiere de herramientas.

El Proceso de MPS

Creado por el Dr. Tal Ben-Shahar, profesor de la Universidad de Harvard, autor del libro Más feliz, el modelo desarrolla ideas de la psicología positivista basadas en el concepto de fluir. Cuando realizamos un trabajo que es a la vez significativo y desafiante, nos deslizamos en el flujo perdiendo noción del tiempo y nuestro sentido de nosotros mismos, ya que nos centramos únicamente en la tarea en cuestión.

Paso 1: responder preguntas cruciales

  • ¿Qué te da sentido?
  • ¿Qué te da placer?
  • ¿Cuáles son tus fortalezas?

Para poder profundizar en estas preguntas fundamentales, y descubrir lo que te da sentido, debés comenzar por tus valores, los cuales constituyen tus principios rectores que le dan forma a tu comportamiento y juicios. A menudo, trabajar en proyectos que se alinean con tus valores ayuda a dar sentido a lo que hacés. Los valores sólo pueden ser una parte de lo que encontrás significativo.

A continuación, anotá las cosas que te traen placer. Estas no tienen que estar relacionadas con el trabajo; pueden ser aficiones, intereses o cualquier otra actividad que te genere alegría y satisfacción.

Por último, enumerá tus puntos fuertes. Esto puede ser difícil, ya que muchos de nosotros tomamos nuestras fortalezas por sentado. Es posible que tengas fortalezas que ni siquiera te das cuenta que son fortalezas, como la empatía, una actitud positiva, o la habilidad de aprender cosas rápidamente. Si no estas seguro acerca de tus fortalezas, es válido preguntarle a tus colegas o miembros de la familia lo que ellos piensan que son tus fortalezas o realizar un FODA personal.

Paso 2: encontrar la superposición A continuación, observa tus respuestas en cada área y explora los elementos que sean comunes a cada categoría, o que se superponen de alguna manera. Estas superposiciones ofrecen información valiosa sobre las tareas que encontrarás más gratificantes y entretenidas. Por ejemplo, es posible que hayas enumerado lo siguiente en tus respuestas:

Significado: hacer feliz a la gente

Placer: ayudar a los demás

Fortalezas: resolución de problemas

Estas tres respuestas se solapan claramente entre sí, y de esto podés concluir que deseas centrarte en tareas o proyectos que ayudan a las personas a resolver sus problemas.

Paso 3: diseña tu trabajo y carrera Ahora podés utilizar tus respuestas del paso dos como guía para determinar tu papel actual, o para encontrar una carrera que encuentres interesante. Sencillamente, deseas trabajar en proyectos y tareas que, de alguna manera, incorporan elementos que se superponen. Esta es la forma en que obtendrás la satisfacción en el trabajo.

En el próximo artículo, te contamos otra herramienta que puede ayudarte a encontrar el bienestar que buscás.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres