Contenido

14 de agosto 2014

¿Y si no estamos de acuerdo?

Las visiones en conflicto entre los socios son habituales en un negocio, sobre todo cuando está en crisis o crecimiento. Claves para resolver los desacuerdos en forma constructiva.
$.-

Los conflictos con socios, familiares involucrados en Los desacuerdos entre socios, gestionados de forma productiva, pueden aportar al crecimiento del negocio.el negocio o inversores, y las visiones enfrentadas sobre la realidad son moneda corriente en un negocio, sobre todo cuando está en crecimiento o enfrentando una de las crisis típicas de las pymes.

Algunas claves para abordar los desacuerdos en forma constructiva y no poner en peligro ni el negocio ni las relaciones personales:

  • Diagnosticá el problema. ¿Sobre qué aspectos son los desacuerdos: dinero, tiempo, formas de actuar, niveles de riesgo a asumir?Tené en cuenta que más allá del problema empresarial pueden existir temas de fondo en las relaciones personales (sobre todo en empresas familiares o cuando los socios son amigos). Dedicá un tiempo a identificar dónde se focalizan los desacuerdos y por qué existen.
  • Ponete en el lugar de tu socio o socios. Evaluá cuáles son sus objetivos personales y motivaciones. Tené en cuenta las emociones involucradas y la historia de trabajo conjunto. ¿Cómo han resuelto conflictos anteriores? ¿Qué resultados lograron?
  • Consideráa las otras personas involucradas. ¿Quiénes son parte directa o indirecta del problema? ¿Quiénes influencian a tu socio o socios?¿Por qué piensan como piensan? No dejes además de analizarte a vos como parte activa.
  • Analizá las consecuencias de no resolver el desacuerdo. ¿Qué ocurre si no se llega a un acuerdo? ¿Cómo puede verse afectado el negocio? ¿Quiénes salen perdiendo?
  • Elaborá una estrategia. Si no encarás el problema con un plan de acción difícilmente se llegue a solucionar. Ignorar, confrontar, guiar, negociar, calmar, son algunos de los caminos posibles. Pensá en la comunicación como tu herramienta central. Sé flexible identificando cuáles son tus límites (aquello que es "no negociable" desde tu punto de vista") y buscá estrategias colaborativas donde todas las partes puedan ganar algo.
  • Dialogá. Escuchá con empatía y preguntá cuando tengas dudas. Es esencial mantener la dignidad y el respeto. Expresá tu perspectiva independiente, pero sin sancionar: "Yo lo haría diferente, pero entiendo...". No esperes cambiar su comportamiento; enfocate en el problema y no en cambiar a la persona.
  • Cerrá el problema. Si llegan a una solución acordada, asegurate de que queden en claro indicadores, acciones y plazos para la implementación. Aun si no se logró un acuerdo sólido es importante poner un cierre al conflicto para poder seguir adelante.
  • Aprendé de la experiencia. Los conflictos entre socios son normales e incluso pueden resultar positivos, ya que si se gestionan de forma colaborativa enriquecen las decisiones y pueden impulsar el negocio.No puede haber acuerdos continuamente porque suelen ir en contra de la creatividad y la innovación. Claro que si los conflictos son permanentes y desgastantes, tal vez debas evaluar si para vos vale la pena trabajar en sociedad, o buscar socios que funcionen mejor.


Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres