Contenido

26 de septiembre 2012

Calzados Pachu: la importancia de planificar

Con más de 10 años al frente de su comercio en Salta, el emprendedor Elías Soraide recomienda basarse en las estadísticas del negocio para enfrentar la complejidad del mercado. También planificar, aunque sea a seis meses.
$.-
“Si no se planifica, todo negocio es inviable”, declara "La planificación es muy importante para no complicarse después."Elías Soraide, al frente de Calzados Pachu, en Salta capital. “No hay forma de hacer un planteo. Si no se organizan los números y los flujos de fondos, no se puede tomar decisiones”.

Por eso, este emprendedor de 37 años, que ya lleva más de 10 con su negocio, dedica tiempo a capacitarse y prepararse para planificar su emprendimiento.

Comenzó con un local pequeño, con escasa inversión, pero mucho entusiasmo. “Empecé en 2001, con 25 años, motivado por la inquietud y con ganas de hacer algo. La juventud y las ganas de progresar me impulsaron a dar el paso”.

Con experiencia familiar en negocios de ropa, decidió buscar una oportunidad en la que pudiera aplicar lo que sabía, pero sin depender de sus padres. “Yo me crié en el comercio. Como soy muy independiente, me propuse emprender en calzado” Calzados Pachu ofrece más de 300 variedades de zapatos y zapatillas para mujeres, hombres y niños.

Los primeros años fueron de aprendizaje y ajuste al nuevo mercado. “Con mucho sacrificio y empuje, fui creciendo. A los cinco años vi un movimiento más estable en ventas y clientela”, recuerda. “Y ahí comencé a planificar una nueva sucursal” . Así, en 2009 abrió un local que casi dobla el tamaño del primero.

Pero la iniciativa también duplicaba la complejidad: más proveedores, más mercadería, más empleados. El crecimiento impactó también en su situación impositiva, y decidió dejar el monotributo para hacerse Responsable Inscripto. Tuvo que recurrir al apoyo de un contador y un abogado para manejar más información técnica, fortalecerse financieramente, y desarrollar estadísticas que lo ayudaran a administrar su nueva realidad. “Tres años después de la apertura, y recién estamos reacomodándonos”.

De este desafío surgen sus aprendizajes más valiosos: “La planificación es muy importante para no complicarse después. Si a la inestabilidad del país le sumamos la del proyecto, se vuelve inviable”. El emprendedor recomienda proyectar números a corto plazo, a seis meses, para ir ajustando la visión del mercado y las posibilidades del negocio.

Así, regularmente, Soraide revisa sus ventas históricas y realiza proyecciones, planifica las compras, confecciona un flujo de fondos, y analiza información impositiva. “Los que estamos en la cabeza de decisiones si no tenemos información estamos ciegos. El secreto del éxito es la información que uno maneja”.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres