Contenido

Si tu web es un folleto, es hora de cambiar

Atrás quedaron los sitios que imitaban el folleto institucional. La web actual debe albergar contenidos dinámicos, permitir la colaboración y convertirse en una central de operaciones integrada con la actividad cotidiana de la empresa.
$.-
Allá por los años 90, cuando recién dábamos Una pyme puede capitalizar su conocimiento fácilmente mediante un sitio web 2.0 que le permita operar y colaborar online con su público.los primeros pasos en el mundo hiperconectado, el sitio web de una empresa era una versión digital de su folleto institucional. El contenido replicaba el del impreso y la única señal de que estábamos online era que al ingresar al sitio nos daba la bienvenida una "portada con animación".

Hemos evolucionado. Un sitio web en la actualidad es la central de operaciones de una empresa. Desde allí no solo comunica a qué se dedica, sino que administra su catálogo de productos, interactúa con clientes y proveedores, lanza campañas, organiza eventos, concreta transacciones y divulga su saber.

El conocimiento que una empresa va generando por el solo hecho de llevar a cabo sus actividades se ha convertido en uno de sus más valiosos activos de marketing. Antes quedaba puertas adentro, custodiado con recelo. Ahora ese "contenido" es el que da vida a la empresa puertas afuera. Para tener visibilidad es necesario estar en movimiento, compartir el aprendizaje, actualizar los mensajes.

Pensemos en lo que sucede a nivel personal. A través de las redes sociales hoy sabemos de las actividades diarias de nuestras amistades. La inmediatez se ha instalado como norma de la cual las empresas no están exentas. La quietud no es compatible con nuestros tiempos.

A veces se denomina "Web 2.0" a este concepto de la red como una plataforma para operar y colaborar en la red. Algunos ya hablan de "Web 3.0".  Sin importar la denominación, lo claro es que la tecnología actual brinda una nueva manera de emplazar la empresa en Internet, mucho más potente y dinámica.

Para trasladar tu pyme a este nuevo mundo de posibilidades, tené en cuenta tres temas clave:
Definí de antemano el uso que vas a dar a tu sitio web. Antes de llamar a un proveedor, armá un pequeño plan de lo que querés lograr con tu sitio, teniendo en cuenta a qué públicos te vas a dirigir y el nivel de operación e interacción que le vas a dar a tu empresa en la web.

Asegurate de contratar un desarrollo que te garantice control sobre los contenidos. En la prehistoria de Internet para cada cambio que querías hacer en tu sitio debías "llamar al diseñador". Eso es incompatible con la necesidad de actualización permanente. El control debe estar de tu lado, objetivo que se logra utilizando un Sistema de Administración de Contenido (a veces denominado por su sigla en inglés, CMS). Antes era muy costoso un desarrollo de este tipo, pero hoy en día las plataformas estándar (como Drupal, Joomla o Wordpress), proveen módulos de CMS que el desarrollador que contrates puede adaptar a tus necesidades. A través de estas plataformas se pueden manejar textos, imágenes y videos, e integrar contenidos en redes sociales.

Asigná responsables internos para la actualización. El proyecto de interacción permanente con tu público a través de la web es exigente. Para que funcione, es necesario subir a todo tu equipo al tren. Cada cual, desde su área o nivel de experiencia, debe tener tareas concretas de carga, revisión y difusión de los contenidos. Es probable que necesites invertir en capacitación para lograr los resultados buscados, y debe haber una persona encargada de supervisar todo el proceso.

Una última reflexión: puede ser que tu pyme hoy ni siquiera sea dueña de un "folleto online". No es una rareza. La mitad de las pymes argentinas no tienen un sitio web, según datos de la IERAL y el Banco Mundial. En ese caso, investigar todo lo que hoy podés lograr con la web, puede impulsarte a tomar la decisión de lanzar un espacio propio. Una alternativa válida y de creciente popularidad entre emprendedores y pequeñas empresas, es alojar tu empresa en las redes sociales y manejar en su plataforma los mensajes, contenidos e interacciones.  Sea como sea, hoy es vital estar en la web y desde allí impulsar los negocios.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres