Contenido

03 de noviembre 2014

Tito Loizeau:"Nunca terminaré de aprender"

Uno de los emprendedores más admirados por la comunidad de buenosnegocios.com cuenta cómo pasó de contador a emprendedor serial y cómo se repuso de un comienzo que casi lo lleva a la quiebra.
$.-

Los trenes no pasan una sola vez, tampoco lo "Los fracasos te marcan más. Los éxitos son los que te dan el combustible para seguir"hacen por una única vía, pero hay que saber darse cuenta cuando uno está en el lugar y el momento preciso para pegar el salto y andar. A los 28 años, Tito Loizeau era un contador exitoso con estudio propio y clientes de peso pesado. Ya se había casado y tenía un bebé. Era de esos personajes heroicos, de quienes su familia se enorgullece. Pero él no estaba del todo feliz: sentía que había una espina que lo pinchaba, que no lo dejaba disfrutar, que le pedía a gritos ser liberada para poder seguir. Una tarde de 1999, Tito iba caminando por la calle Florida con sus libros contables bajo el brazo, cuando en el cruce con Lavalle se detuvo frente a una vidriera espejada. Se miró, y dijo casi en voz alta: "¿Qué estoy haciendo?".

Volvió a su casa y le confesó a su esposa que ese no era su destino profesional, que necesitaba cambiar de rumbo. Ella lo apoyó, entonces empezó a pensar un nuevo proyecto. Así surgió Promored, un sitio de cupones de descuentos y promociones en la red, algo similar a lo que hoy es Groupon, pero sumamente pionero. El tren pasaba por primera vez, y Tito lo supo tomar. Se asoció con Pato Gil (dueña de una agencia de promociones) y con Fernando Aguerre (exdueño de Reef), y pronto consiguieron inversores en Los Ángeles y en Nueva York. Pero durante su viaje por Estados Unidos, el Nasdaq se desplomó, y los fondos decidieron no aportar dinero a las puntocom. Volvió a Buenos Aires (con la empresa al borde de la quiebra), y sintió que había pasado del cielo al infierno en un día: "Tenía 29 años y había dejado una carrera exitosa por un proyecto arriesgado que estaba fallando".

El tren vuelve a pasar: Promored renace

De su viaje a USA, Tito no concibió volver con las manos vacías. En Nueva York,había detectado un negocio llamativo: una agencia llamada Upshot tercerizaba los servicios de marketing promocional de las grandes empresas. Entonces,les planteó a sus socios un cambio de timón. "No fue nada fácil convencerlos, pero a pesar de todos los ʻnoʼ, confiaba en que las cosas podían suceder". Y sucedieron.

"Requirió mucho trabajo y esfuerzo. Fueron semanas de 24/7 literales. Con mucha angustia y muchísimos rechazos de presentaciones. Y encima en un entorno argentino complicado (estábamos promediando el 2000)". Pero sol volvió a salir y, en tiempo record, Promored se convirtió en una de las agencias independientes más grandes de toda la región,con presencia en Chile, México, USA, Madrid, y franquicias en varias ciudades de Latinoamérica, y con clientes como Pepsico, Nestlé, Unilever y Danone.

Con el diario del lunes todo es más fácil y, mirando hacia atrás, Tito cree que uno de los errores que lo llevaron al fracaso fue haber mantenido la estructura societaria original. "Es importante pensar en socios que agreguen valor y no simplemente que aporten dinero".

En la cumbre de las ideas: el primer Barbie Store

Tito considera que la innovación es fundamental en cualquier emprendimiento, y no necesariamente hay que inventar la rueda, aclara..."Se trata de encontrarle una ʻvuelta de tuerca' a la rueda existente". Así fue como sucedió lo que fue uno de sus mayores logros emprendedores: el primer Barbie Store del mundo. Mattelle solicitó en 2006 que hiciera la casa Barbie como una actividad de vacaciones de invierno. Una vez inmerso en el mundo de las niñas y su fanatismo por la muñeca, tuvo una visión: desarrollar un "espacio Barbie" donde las chicas pudieran ir de compras, con salón de belleza y espacio para tomar el té, todo temático. Desde la Argentina le dijeron que en USA jamás aprobarían un proyecto así, pero él insistió, armó una presentación, y un año más tarde se inauguró el primer Barbie Store del mundo, en Palermo.Hoy existen réplicas en muchas ciudades y países del mundo, y Mattel desarrollóla idea fuertemente en Asia con socios locales.

Emprendedor "pulpo"

El contador de 28 años que caminaba, aburrido y gastado, con sus libros contables por el Microcentro, es sólo un recuerdo para Tito, que hoy admite tener la cabeza en miles de lugares diferentes a la vez, porque aprendió a delegar y a mirar el bosque en lugar del árbol. Tal es así que continúa con Promored, pero también creó su agencia de contenidos infantiles CienPies, con la que tiene proyectos con Telefé y los mayores broadcast infantiles del mundo. Además,es director de Endeavor, VP en la Fundación Discar y participa en empresas de desarrollo inmobiliario e indumentaria. ¿El secreto para ser un emprendedor "pulpo"? Tener la capacidad de armar equipos que puedan llevar adelante los proyectos, darle empowermenta la gente y hacerla participar con acciones o bonos. "Uno comienza delegando a la fuerza, pero apoyarse en la gente correcta es el mejor de los mundos".

Argentina: el Hawái de los emprendedores

Tito quiere emprender hasta los 90 años. Sus proyectos son el estímulo para levantarse cada mañana. ¿La fórmula del éxito? "Un 70% de esfuerzo, un 20% de inteligencia o intuición, y 5% de suerte". De hecho, para él Argentina es un lugar de oportunidades: las crisis periódicas e intermitentes pueden ser percibidas como algo dramático, pero también como una gran oportunidad, porque el mar se revuelve constantemente. "El argentino puede surfear cualquier ola, tiene mucha capacidad de adaptación y se ha vuelto muy flexible luego de tantos cambios. Somos el Hawaii de los emprendedores:¡tremendas olas!".

En 3 preguntas

  • ¿Qué libro no puede dejar de leer un emprendedor?Padre Rico, Padre Pobre (No todo el libro, pero si la parte que dice qué activos comprar y qué activos evitar. Se lo he hecho leer a todos mis hijos); 4 hourweeks (Es un buen libro para la segunda etapa de tu empresa y para empezar a manejar tus tiempos);Rework (Una biblia para emprender) y El Secreto (Para aprender a confiar en uno mismo).
  • ¿Algún emprendedor al que admires?Los genios internacionales: Steve Jobs, Bill Gates y Michael Dell. También empresarios locales comoGoyo Perez Companc (por su bajo perfil), Gustavo Grobocopatel, Marcos Galperín y todo el equipo fundador de Globant.
  • ¿Se aprende más de los éxitos o de los fracasos?De ambos. Los fracasos te marcan más. Los éxitos son los que te dan el combustible para seguir.Lo importante es aprender. Creo que nunca terminaré de aprender.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

1 comentarios
Nadia Bretto · Hace 24 meses

Excelente nota !!!