Contenido

Tormenta de ideas: un soplo de creatividad

Ayudá tu creatividad con esta técnica clásica para generar ideas en grupo. Dejá volar la imaginación de tu gente y dale un nuevo aire a tus desafíos.
$.-
La tormenta, lluvia o torbellino de ideas, tamUsá la técnica de la tormenta de ideas para desplegar la creatividad grupal y encontrar nuevos caminos.bién conocida como "brainstorming" o “tormenta de cerebros” en inglés, es una de las técnicas más clásicas para poner en movimiento la creatividad de un grupo.

Fue desarrollada a mediados del siglo XX por el publicista Alex Osborn, cansado de ver las dificultades para encontrar buenas ideas que tenían los empleados de su agencia de publicidad.

Si bien puede adaptarse a la búsqueda individual, siempre es mejor realizarla en grupos de cuatro o cinco participantes. De esta forma, se potencian los resultados, al sumarse, combinarse y mejorarse las propuestas de todos.

Para ponerla en práctica, se recomienda armar “sesiones de creatividad”, es decir, reuniones breves en las que se plantea como objetivo generar una gran cantidad de ideas, de acuerdo con una consigna dada. La clave está en seguir las reglas para que la imaginación fluya sin restricciones y se despliegue la creatividad del grupo:
  • Definir claramente la consigna o pregunta a responder (por ejemplo, “Ideas para un bar diferente” o “¿Cómo puede hacerse un bar innovador?”).
  • Establecer un plazo o una cantidad de ideas a alcanzar (por ejemplo, 10 minutos o 100 ideas).
  • Dar comienzo a la expresión de las ideas en voz alta. (por ejemplo: “Bar para solos y solas”, “Bar de jugos”, “Bar tropical”, “Bar submarino”, “Bar de hielo”,  etc.)
  • Tomar nota de todas las ideas en una pizarra, papel o computadora. Es recomendable alentar el encadenamiento de ideas y el surgimiento de conceptos novedosos o inusuales, no importa cuán absurdos puedan parecer en el momento.
  • Dejar que todos se expresen libremente. La evaluación no se realizará hasta una vez finalizada la sesión.  Se prohíbe durante el período establecido pronunciar cualquier tipo de “frase matadora”, que desestime las ideas de los demás o pueda inhibirlos. por ejemplo: “Dudo que funcione”, “Eso ya existe”, “¡Estás loco!”, etc.
  • Terminado el plazo, se agrupan y se ordenan las ideas. Puede hacerse un descarte de propuestas repetidas, no originales o poco factibles, para quedarse con una síntesis de la creatividad del grupo.

Por lo general, al final del proceso han aparecido ideas que nadie se esperaba al comienzo y que pueden aportar una visión novedosa sobre el objetivo o desafío por delante. La reunión puede concluir con la evaluación y discusión de las los cursos de acción, o utilizarse sus resultados para la toma de decisiones.


Compartí

5

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres