Contenido

11 de diciembre 2014

Qué es el marketing de contenidos

En la era de la información, el que quiera triunfar tiene que saber que su marca es ante todo una fuente de contenidos. Ya no se trata solo de vender. La clave está en escuchar a tu audiencia y generar contenidos que estén en línea con sus intereses.
$.-

El marketing de contenido es el arte de comunicarte En lugar de transmitir las características del producto o servicio que ofrece tu emprendimiento, el marketing de contenido brinda información útil para el comprador.con tus clientes actuales y potenciales sin el objetivo de vender sino de construir una relación. Es un tipo de marketing ininterrumpido.

La esencia de esta estrategia de contenido es la creencia de que si como empresa ofrecemos información valiosa nuestros clientes permanecerán fieles y elegirán nuestra marca frente a las otras del segmento.

Desde ya, una parte esencial del marketing de contenidos es entender en profundidad qué necesitan saber tus clientes y hacerles llegar esta información en el formato más adecuado y a través del canal de su conveniencia.

A medida que el mundo digital evoluciona van surgiendo nuevos formatos y otros pierden vigencia. Hoy en día algunos de los posibles formatos para desarrollar una estrategia marketing de contenidos son:

  • Redes sociales: como por ejemplo tweets, posts en Facebook, boards en Pinterest, canales en Instagram, perfiles en LinkedIn
  • Newsletters digitales y e-books
  • Folletería y revistas empresariales
  • Videos y multimedia
  • Blogs, webinars, tutoriales
  • Papers e informes técnica sobre temáticas relacionadas

La relevancia es esencial. La gran mayoría de las marcas que sacan provecho del marketing de contenidos suelen tener un ratio de 1 a 5 entre contenido gratuito y valioso y contenido más de tipo promocional. Es decir, de cada cinco mensajes que emiten, solo uno es de carácter promocional.

Por supuesto, esta estrategia no se puede desarrollar en forma aislada, sino que debe estar alineada con el resto de las manifestaciones de la marca. Otro punto importante es definir la frecuencia de las comunicaciones y el grado de actualización. Es mejor empezar de a poco y pensar siempre a largo plazo. De nada servirá lanzar un plan ambicioso que no pueda sostenerse en el tiempo.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres