Contenido

¿Cuánto dinero personal invertir en un negocio propio?

La mayoría de los negocios arranca y da sus primeros pasos hacia el crecimiento con inversión personal de los propios emprendedores o su familia. ¿Apostarlo todo o cuidar el patrimonio? Las preguntas clave para encarar el proyecto propio como inversor.
$.-
La decisión de emprender un negocio propio es de alto impacto en la economía personal.

La economía personal y familiar impacta en el nivel de riesgo que un emprendedor puede asumir con su dinero.Por un lado, se suele abandonar o reducir la dedicación a otras actividades laborales con remuneración regular, a cambio de una que tiene ingresos inciertos. Por el otro, la mayoría de los emprendimientos da sus primeros pasos con inversión de sus mismos fundadores, aunque el dinero pueda aportarse en forma de lugar de trabajo, máquinas, mercadería, materiales, contactos, entre otras.

Claro que si las cosas van bien, el potencial de crecimiento personal y económico tiende a ser mayor para quienes emprenden que para quienes se mantienen en relación de dependencia (las listas de millonarios del mundo están plagadas de empresarios al frente de sus negocios y no de empleados de carrera). Sin embargo, también es alto el número de fracasos en los emprendimientos –dos de cada tres cierran en los primeros dos años–, y este revés no es sólo de índole emocional: puede llevar a la bancarrota los bolsillos personales y familiares.
Así, resulta fundamental analizar el estado de las finanzas personales y los riesgos que puede implicar el negocio antes de lanzarse a apostarlo todo. Se trata de ponerse en el rol de inversor y realizarse algunas preguntas esenciales:
  • ¿Cuál es el estado actual y proyectado de las finanzas personales?
  • ¿Con qué respaldo familiar se cuenta?
  • ¿Qué proporción del patrimonio representa la inversión?
  • ¿Qué parte de la inversión debe realizarse en efectivo y qué parte puede hacerse de otra forma?
  • ¿Cuál es el retorno potencial si el negocio funciona?
  • ¿Qué fuentes de ingresos existen mientras se invierte en el negocio?
  • ¿Cuánto de lo invertido es recuperable en caso de fracaso?
  • ¿Hace falta seguir invirtiendo más adelante?
  • ¿Hay posibilidades de sumar inversores u obtener créditos? (ver “6 fuentes de financiamiento para crecer”)
  • ¿Qué impacto legal e impositivo tiene la inversión?
  • ¿Qué riesgos al patrimonio implica el negocio? (ver “Cuándo separar capital propio y del negocio”)
  • ¿Qué otros beneficios calculables (ej. menos gastos personales o empleo para familiares) genera el invertir en el negocio?
  • ¿En cuánto tiempo puede recuperarse el dinero?
  • ¿Cuáles son las alternativas? ¿Qué se haría con el dinero si no se invierte en el negocio?
Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a tener un panorama de tu situación y así definir el nivel de riesgo que podés adoptar con tu dinero. No es lo mismo invertir $100.000 cuando representan una porción menor del patrimonio, que cuando son todo lo que vos y tu familia poseen. No dejes de asesorarte y analizar este aspecto antes de volcarte a un emprendimiento.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

1 comentarios
· Hace 7 meses

Para todos aquellos que están en necesidad de financiación, está interesado en la ayuda financiera, apoyo financiero, en busca de una inversión para su proyecto: melissa_emoreau@zoho.com