Contenido

07 de julio 2015

¿Cómo funciona la planificación fiscal para pymes?

Una buena planificación fiscal propone evaluar alternativas y formas jurídicas para reducir el impacto fiscal dentro de los límites legales, y así generar ahorros y volver más rentable un negocio. Herramientas al alcance de las pymes.
$.-

La planificación fiscal Una buena planificación fiscal se realiza siempre dentro del marco de la ley. o "tax plannig" es la evaluación de alternativas y formas jurídicas más convenientes para reducir el impacto fiscal y obtener, dentro de los límites legales, ahorro económico por la disminución en las cargas fiscales con el objetivo de volver más rentable un negocio. Resulta de la aplicación de estrategias que mediante el uso o interpretación de las leyes permiten reducir, diferir o eliminar la carga fiscal del contribuyente. Una buena planificación fiscal está siempre dentro del marco de la ley –no implica evasión–, y cuenta con el respaldo documental que demuestre su licitud, procurando el menor riesgo.

Algunos de los objetivos de esta técnica son:

  • Elegir la estructura societaria más conveniente considerando la incidencia impositiva de cada una de ellas.
  • Evitar impuestos innecesarios.
  • Conocer el costo impositivo de la empresa y negocios alternativos.
  • Ayudar en la toma de decisiones.
  • Aprovechar beneficios fiscales vigentes.

Al momento de realizar la planificación fiscal, tenemos que tener en cuenta:

  • Cuál es la estructura legal seleccionada: sociedad anónima, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad de hecho, fideicomiso, etc.
  • Los impuestos que inciden en el negocio (nacionales, provinciales, municipales).
  • Exenciones y desgravaciones vigentes.
  • Regímenes de promoción.
  • Polos industriales.
  • Posibilidad de diferimiento de las utilidades.
  • Incidencia del Impuesto de igualación, que pueden neutralizar algunas ventajas impositivas.
  • Los efectos de la inflación.

¿Cuáles son las herramientas del tax planning? Son aquellas alternativas que nos brinda la normativa vigente para reducir el impacto fiscal de un hecho o conjunto de hechos determinados. Existen muchas herramientas de planificación fiscal, alguna de ellas son:

  • Venta y reemplazo. Aplicable al Impuesto a las Ganancias. Permite diferir el pago del impuesto, imputando la utilidad obtenida de la enajenación del bien reemplazado al costo del nuevo bien, lo que conlleva, por un lado, a no ingresar el impuesto al momento de la venta, pero por otro, a una menor deducción impositiva en concepto de amortizaciones en los períodos subsiguientes.
  • Leasing. Por ejemplo, en el caso del leasing financiero, los cánones pueden deducirse del Impuesto a las Ganancias durante todo el plazo del contrato. Es decir, se admite la deducción acelerada de las cuotas pagadas, independientemente de la vida fiscal del bien.
  • Adicionalmente, el leasing es un factor importante para reducir el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, al no computarse el activo en cuestión en la determinación del impuesto.
  • Devengado exigible. Aplicable al Impuesto a las Ganancias. Nos permite diferir las ventas a plazo que sean en más de 10 cuotas o exigibles en más de un período fiscal, imputando la ganancia al ejercicio en el que las cuotas fueran exigibles.
  • Gastos de rodados. Recordemos, por ejemplo, que aquellos rodados que se consideren "utilitarios" no tienen restricción en la normativa para la deducción de las amortizaciones y gastos asociados.
  • Programas especiales de financiamiento para pymes. La SEPYME, y Ministerio de Industria tienen líneas de financiamiento con tasas atractivas. También los bancos ofrecen líneas para pymes.
  • Crédito fiscal para capacitación del personal (Ministerio de Industria). Permite a las pymes obtener reintegros por sobre la inversión que realicen en la capacitación de personal, ya sea en actividades abiertas, dictadas en instituciones públicas o privadas; o cerradas, como cursos a medida de la empresa. El beneficio se hace efectivo a través de la emisión de un certificado de Crédito Fiscal.
  • Regímenes de Promoción por actividad. Promoción industrial, del Software, etc.
  • Polos. Beneficios impositivos por el establecimiento en Polos industriales y tecnológicos

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres