Contenido

10 de agosto 2015

Trabajador independiente: cómo organizar las cuentas

¿Trabajás en forma independiente? Prestá atención a los fundamentos de tu contabilidad para optimizar tu bolsillo.
$.-

A mitad de camino entre la empresa El flujo de fondos irregular de los trabajadores independientes exige un manejo del dinero bien organizado para optimizar su uso.consolidada y el empleo en relación de dependencia, muchos emprendedores trabajan en forma independiente, brindando sus servicios por cuenta propia a una variedad de clientes. El rango de actividades es muy amplio, ya que va desde oficios como electricista, plomero o peluquero, hasta profesiones como la medicina y la arquitectura, entre otras. Todos tienen en común, desde el punto de vista económico, un flujo de fondos por lo general irregular, que exige un manejo del dinero mucho más organizado que cuando los ingresos llegan mes a mes en forma de un sueldo.

Sin necesitar la estructura financiera y administrativa que requiere una pyme más compleja, es importante para el trabajador independiente hacer un uso racional de sus recursos y realizar un seguimiento contable para sacar el máximo provecho de sus ingresos. ¿De qué forma gestionar las cuentas para optimizar el manejo del dinero? Algunas claves:

  • Conocer con claridad los ingresos. Muchos operan su negocio y sus finanzas personales "mientras hay plata", sin prestar atención a los detalles. Es vital llevar un registro ordenado del dinero que entra (cuánto, cuándo, por qué actividad o proyecto, a qué cliente corresponden, cómo se cobraron, etc.), de forma de tener un panorama claro sobre su origen, planificar el conjunto de la economía e impulsar nuevos ingresos.
  • Tener control sobre los costos de la actividad. Entender los costos directos del servicio, como insumos, repuestos o materiales, y llevar un registro de las compras y pagos permite tener en claro cuáles son los ingresos netos y cuánto dinero está comprometido en la operación del negocio. Es importante también conocer el impacto de la inflación y considerarlo en la fijación y actualización de precios.
  • Considerar registros y costos indirectos. Se estima que se requiere hasta 40% extra para cubrir gastos de autoempleo, como inscripciones impositivas, obra social, equipo de trabajo, servicios y otros, que en relación de dependencia suelen ser provistos por los empleadores.
  • Cubrir altibajos. La naturaleza de los ingresos independientes es la irregularidad: varios clientes y proyectos, demoras en las cobranzas, temporadas altas y bajas. Proyectar los ingresos en el año y estimar los altibajos en las entradas de dinero permite estar mejor preparado, ahorrando en los buenos tiempos para compensar los momentos de baja actividad.
  • Separar cuentas personales. Llevar cuentas diferenciadas entre los gastos puramente personales y aquellos relacionados con la actividad comercial evita confusiones y facilita el control. Si el negocio crece, es necesario evaluar también una separación formal.
  • Llevar registros y contabilidad básica propia. Más allá de la forma de inscripción o categorización impositiva es imprescindible generar y analizar información contable del negocio en forma permanente, para fijar mejor los precios, pensar estrategias para crecer, o anticipar cuánto dinero terminará efectivamente en el bolsillo personal.

Compartí

4

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
María Laura Lecuona · Hace 15 meses

Podés ver más sobre este tema en esta nota: www.buenosnegocios.com/notas/128-8-errores-dinero-tipicos-al-arrancar

Mónica Márquez · Hace 15 meses

Muy buenos consejos María, solo añadiría que al momento de calcular los costos no olvidemos incluir también el costo del tiempo que invertimos en el trabajo. Suele pasar que calculamos todo menos el tiempo que nos costó y que al final de cuentas fue lo más "caro/valioso" que invertimos en la realización del trabajo. Te comparto este artículo sobre el tema por si te interesa: primaerp-es.blogspot.cz/2015/02/calcula-tus-costos-considerando-tambien.html ¡Saludos!