Contenido

30 de noviembre 2012

“Ser emprendedor es hacer que las cosas pasen”

Desde Silicon Valley, donde reside desde hace un mes, Agustín De Marco nos cuenta sobre su nuevo proyecto, Wideo, una plataforma online para hacer videos animados de forma sencilla y a bajo costo. Conocé cómo se gesta un start up.
$.-
Desde hace un mes, Agustín De Marco está instalado en Mountain View, California, Estados Unidos, como parte del programa 500 startup Accelerator, el programa de aceleración de empresas nacientes más importante de los Estados Unidos. Cuando le pregunté cómo lograron llegar hasta ahí, se ríe y dice que fue pura suerte. Sin embargo, también hubo mucho trabajo y esfuerzo.

Resulta que este año viajó a Silicon Valley junto con otros emprendedores, a través de una misión que organizó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Mientras visitaban las oficinas de 500 start up, Agustín tuvo una oportunidad única: se acercó a uno de los selectores de proyectos para hablarle de Wideo, el emprendimiento que lleva adelante con su socio Agustín Esperon. “Le quemé la cabeza”, confiesa. Agustín tuvo pocos minutos para hacerlo: se acercó al selector y comenzó a contarle sobre Wideo. Como el hombre tenía ganas de fumar le pidió que lo acompañara afuera del edificio. Un poco en el pasillo, otro poco en el ascensor y el tiempo que se tarda en fumar pusieron a prueba la capacidad de persuasión de Agustín. Le resumió en qué consistía su proyecto y la visión que tenía y ahí mismo lo invitaron a formar parte del siguiente lote de emprendimientos incubados.

Wideo es la razón de ser actual de Agustín, Ingeniero Industrial por la Universidad de Buenos Aires. Se trata de una plataforma para crear videos animados de forma simple y al alcance de todos. Mientras trabajaba en su emprendimiento anterior, Road2argentina –programa de intercambio para estudiantes–, Agustín se dio cuenta lo inaccesible que era realizar un video institucional. “Tenías que tercerizarlo y los costos eran altísimos”, cuenta. Fue, entonces, cuando se le prendió otra vez la lamparita. “Quería hacer algo nuevo y descubrí que había una oportunidad real. Hay un universo grande de personas que quieren realizar su propio video sin tener que recurrir a otro y pagar esos precios”.

Después de varios años en Road2argentina -en donde creó con sus socios una escuela de español para extranjeros, interSpanish, y una residencia para estudiantes de intercambio, RoadHouse- Agustín tuvo ganas de hacer un cambio. Así, fue tomando distancia para dedicarse por completo a Wideo. El 2011 fue el año para armar el modelo de negocio, buscar un socio y encontrar el equipo de trabajo. Este año, se dedicaron a cerrar la idea, armar la interfaz y salir a buscar capital para darle forma al sueño. Ganaron concursos en España y en la Argentina, entre ellos Wayra y Buenos Aires Emprende, que les dieron un envión importante para el desarrollo del proyecto, que aún se encuentra en su versión “beta”. La idea es que en 2013 ya esté disponible para el público, pero, antes, están probando la plataforma con 5000 personas: “Ahora estamos en una curva de aprendizaje. Tenemos que aprender de los usuarios; conocer a quién le estamos solucionando un problema, es decir, identificar quién va a ser nuestro principal cliente”, explica. La visión de Wideo es ser global por lo que buscan instalar sus oficinas allá, manteniendo una sede en la Argentina.

Agustín promete que la herramienta será fácil de usar: “Se va a poder copiar y pegar elementos de otros videos para que el usuario pueda reutilizar creaciones anteriores, también subir fotos y videos para superponerle imágenes animadas, entre otras cosas. Es como un Power Point online para crear tus propios videos de animación”, sintetiza. Incluso diseñaron un personaje, Mr. Wideo, que irá guiando al usuario.

Su objetivo es nada más y nada menos que Wideo se transforme en un sustantivo: “Hoy googleas o tuiteas algo. Queremos que la gente, algún día, hago su wideo”, sueña este Agustín, quien reconoce que siempre quiso ser emprendedor. “A la mitad de la carrera de Ingeniería me di cuenta de que quería ser emprendedor”, confiesa. Los años siguientes los dedicó a terminar la carrera y luego a buscar excusas para no ejercer como Ingeniero. Así llegó la oportunidad de Road2argentina y, más tarde, Wideo. “Nunca tuve un sueldo a fin de mes así que no sé lo que es salir de la zona de confort, pero como emprendedor se gana más de lo que se pierde. Aunque tu proyecto fracase, ganás muchas habilidades que, al fin y al cabo, son las que te diferencian”, sostiene. Y agrega: “Hay que esforzarse por hacer lo que te gusta, por generar cosas que te hagan único y te diferencien del resto en un mundo tan competitivo”.

Su audacia lo llevó a crear la cátedra de emprendedores de la facultad de Ingeniería de la UBA. “No había una materia sobre cultura emprendedora. Mi interés es que la universidad sea útil”, afirma. Para Agustín ser emprendedor es hacer que las cosas pasen, es ser un motor de cambio real. “Ideas hay muchas pero lo importante es llevarla a cabo. La idea vale cuando alguien la lleva a la práctica y así transforma la realidad”, concluye.

Con mucho camino por recorrer aún, Wideo está dando pasos seguros para alcanzar sus metas. Saben que, con mucho trabajo, esfuerzo y un poco de suerte, lo lograrán.


*****

Claves de la nota:

  • Tené siempre en mente un discurso breve sobre tu emprendimiento. En el momento menos pensado, puede surgir una posibilidad concreta de contársela al alguien.
  • Participar de espacios previstos para emprendedores como Buenos Aires Emprende, Wayra y tantos otros puede ser un trampolín para tu proyecto.
  • Animate a dar el salto. Es más lo que podés ganar que lo que podés perder.

Compartí

3

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres