Contenido

05 de octubre 2015

Koi Eco Baby: pensar el negocio sustentablemente

Comercializan ropa de algodón orgánico para bebés bajo los lineamientos del Comercio Justo. Compromiso con el medio ambiente y los desafíos de emprender en familia.
$.-

Lucía y Soledad Uriarte son hermanas y están No hay mayor satisfacción a nivel profesional que ver crecer un emprendimiento propio. al frente de Koi Eco Baby, una original propuesta de ropa de bebés sustentable. El proyecto nació en 2013. Una de ellas vivía en Los Ángeles y la otra en Montevideo. Ambas habían tenido bebés recientemente. Unieron las ganas de hacer algo juntas con su reciente maternidad y la tendencia eco y sustentable que había en California. Y el resultado fue una línea para bebés con diseño innovador, foco en la calidad y materia prima orgánica.

¿Por qué algodón orgánico? Porque da respuesta a tres temas que consideraban clave: la salud del bebé, el cuidado del medio ambiente y las condiciones laborales de los trabajadores implicados en el proceso. Además de hacer foco en la materia prima, Koi Eco Baby sigue los principios del Comercio Justo. "Es una preocupación personal y anterior a Koi. Las dos éramos conscientes de que parte de la industria textil, para ahorrar costos, no respeta los derechos de los trabajadores. Entonces, cuando empezamos a armar este proyecto, primero pensamos en telas orgánicas y naturalmente eso nos llevó a buscar un proceso que respetara los derechos de las personas involucradas. No nos cierra tener una línea de productos que cuida el medio ambiente y la salud del bebé pero que no se interesa por la gente que trabaja para la marca", explican convencidas.

Pero el compromiso con la sustentabilidad no se detiene ahí: gran parte de las prendas tiene una estética unisex porque buscan la durabilidad de las prendas, tanto por su calidad como por su capacidad de uso. Muchos de los productos se pueden pasar entre hermanos, primos, amigos, sin importar si son nenas o varones.

Primeros pasos y crecimiento

"Tuvimos que enfrentar muchas dificultades, sobre todo al principio. Al no venir del rubro textil hubo que aprender un montón de cosas sobre la marcha. La importación de las telas fue nuestro primer desafío. Después tuvimos que buscar un taller que se alineara con nuestra filosofía. Tal vez lo que nos resultó menos complejo fue armar la marca, pensar el nombre, el logo, el diseño general porque las dos venimos de distintas áreas de las comunicación y, si bien hay cosas que no sabemos hacer nosotras, sí sabíamos cómo gestionarlas", recuerdan.

No armaron un plan de negocios "riguroso" para comenzar sino que averiguaron costos y proveedores e hicieron estimaciones para hacer la inversión inicial. Realizaron el lanzamiento por Facebook y después armaron la tienda online para la Argentina y, al poco tiempo, la de Uruguay.

Poco a poco, profesionalizaron la empresa. Fueron sistematizando los procesos; ahora saben bien los tiempos que lleva cada proceso, lo que les permite planificar mejor la etapa siguiente. Además pudieron organizarse financieramente y hacer proyecciones a futuro. Hoy siguen vendiendo online y están buscando puntos de venta en Argentina que se alineen con la marca. En Uruguay, en cambio, ya ofrecen los productos en dos tiendas, además del sitio.

Entre las decisiones estratégicas que más les ayudaron a crecer, destacan: "Al principio, importábamos la tela ya estampada desde Estados Unidos, pero después empezamos a comprar tela lisa en la Argentina y a estamparla con diseños propios. Otro factor clave fue prestar atención a lo que los clientes querían. "Estamos produciendo prendas que no teníamos tan presentes, como bodies y pantalones".

En cuanto a perfiles, tienen claramente identificados tres tipos de clientes. "Está el que llega a nosotros porque le gustan nuestros diseños pero no tiene mucha idea del tema orgánico y, una vez en contacto con nuestros productos, se interesa. También tenemos clientes a los que no les interesa sino simplemente le gustan nuestras cosas. Y, por último, están quienes buscan específicamente productos orgánicos y sustentables para su bebé", comentan.

Trabajar en familia

Lucía y Soledad reconocen que no es fácil ponerse de acuerdo entre hermanas. "La confianza total y absoluta que sólo se da cuando sos familia también hace que digas todo lo que pensás; lo bueno pero también lo malo. De repente, en el plano laboral, uno tiende a controlar ciertos aspectos de la personalidad, a ser una versión más diplomática de uno mismo", confiesan.

Las dos coinciden en la importancia de la sinceridad y el respeto: "Nunca perder el respeto por el trabajo y el tiempo del otro, y siempre ser sincero. Además es clave saber separar lo laboral de lo personal. Nos consultamos todo. Eso hace que los procesos sean muy de ida y vuelta. Y hay veces que una tiene que ceder para llegar a un acuerdo".

En 3 preguntas:

  • ¿Qué quiere decir Koi? ¿Cómo eligieron el nombre? Koi es una variedad del pez carpa autóctono de China y popularizado en Japón. Su nombre viene del japonés (quiere decir "carpa") pero también significa "amor". Hay una leyenda acerca de este pez que habla sobre la perseverancia, sobre la recompensa por el esfuerzo, que nos pareció muy adecuada para ese camino que empezábamos. Además lo elegimos porque buscábamos un nombre corto y recordable y que también fuera pronunciable en otros idiomas. Después de haber elegido el nombre, nos enteramos de que es un símbolo de buena fortuna en los negocios.
  • ¿Qué consejo le darías a un emprendedor que recién empieza en el área? Seguramente, va a encontrar muchos obstáculos en el camino, más de los que imagina en un comienzo. Pero si realmente es lo que quiere hacer, que lo intente, porque no hay mayor satisfacción a nivel profesional que ver crecer un emprendimiento propio.
  • ¿Sueños y desafíos para los próximos años? Apuntamos a la venta al por mayor para poder llegar a varios puntos del país, además esperamos tener un showroom a la calle en Buenos Aires y en Montevideo. Otro desafío que tenemos es sumar una colección de ropa para niños más grandes, para uno, dos y tres años.


Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres