Contenido

05 de diciembre 2012

Hotelería pyme: 8 modelos de negocio

El sector hotelero crece de la mano de nuevos emprendimientos y cadenas que se consolidan. Modelos de negocio para que las pymes puedan diferenciarse sin perder el espíritu independiente.
$.-

En un sector en crecimiento en el que conviven grandes cadenas internacionales con pequeños emprendimientos tradicionales, la diferenciación se convierte en la forma de captar segmentos desatendidos y ofrecer experiencias únicas.

En el país, 7.000 pequeños establecimientos, con un promedio de 30 camas, compiten con la oferta más tradicional de los hoteles.

Algunas de las alternativas que permiten a las pymes del sector enfocarse en ciertas necesidades particulares y así diferenciarse  son:

  1. Hostels. El turismo joven, los mochileros y los viajeros independientes en busca de alojamiento económico pero con un aire comunitario, encuentran su lugar en los hostels. Ambiente internacional, cuartos privados o compartidos, comedor, excursiones a bajo costo forman parte de la oferta. El modelo se basa en volumen y precios bajos. Algunos de los pioneros en este enfoque: las cadenas Hostel-Inn y Marcopolo Inn y Che Lagarto
  2. Cabañas y bungalows. En ambientes campestres y de montaña, los turistas valoran la construcción típica, los ventanales hacia paisajes únicos y la autonomía de una pequeña vivienda para compartir en familia o entre amigos. Muy presentes en la Patagonia y en las sierras cordobesas,  son en muchos casos emprendimientos familiares en los que la vivienda de los dueños comparte terreno con las residencias turísticas. Un listado extenso de cabañas, en Guía de Cabañas.
  3. Departamentos de alquiler temporario. Los departamentos equipados permiten alojar familias y costos por períodos más extensos y con menor costo que los hoteles tradicionales. Para los propietarios el modelo permite una renta mayor que el alquiler permanente.
  4. Hosterías y pequeños hoteles boutique. El concepto de “boutique” aplicado a la hotelería, hace referencia a un servicio de alta gama en un alojamiento con pocas habitaciones. Así, responde a un nicho de clientes que busca detalles y toques de lujo: casas históricas, desayunos caseros, sales de baño orgánicas, degustación de vinos regionales, etc.  En el noroeste, por ejemplo, varios se ofrecen a  través del sitio Hoteles del Norte.
  5. Temáticos. Enfocarse en un tema o especialidad permite ofrecer experiencias únicas, a través de la ambientación y oferta de actividades, a segmentos bien definidos: deportistas, fanáticos de la gastronomía,  familias con niños, tangueros, entre otros. En la Ciudad de Buenos Aires, el Art Hotel  y en la ciudad de Bariloche el Hotel El Casco ofrecen habitaciones con obras de artistas argentinos, para los amantes del arte.
  6. Bed&Breakfast. Se trata de un concepto de origen británico en el que residentes del lugar abren las puertas de su hogar, ofreciendo  algunas habitaciones para turistas. Literalmente “cama y desayuno”, este tipo de alojamiento permite capitalizar espacios en viviendas privadas grandes o especiales.
  7. Alojamiento rural. Una opción que están desarrollando como negocio complementario  establecimientos agrícolas, bodegas, estancias y otros que pueden ofrecer a los turistas descanso y una experiencia diferente.
  8. Económicos y modernos. Una nueva tendencia que combina la experiencia y economía de un hostel con la privacidad y servicios de un hotel tradicional. La cadena de hostels Tango Inn de Bariloche, por ejemplo, se expandió hacia este concepto con su nuevo Tangoinn Club Hotel.

En todos los casos, no se trata sólo de la oferta de un espacio para alojarse y descansar, sino de una experiencia completa que debe reflejarse en todos los aspectos de la propuesta: decoración, equipamiento, servicios, espacios comunes, comidas y bebidas, artículos de tocador, souvenirs, excursiones, etc. 

Una oferta bien pensada para un segmento en particular facilita la llegada de huéspedes, la valoración del servicio y el “boca a boca” que asegure nuevos clientes.

De esta forma, las pymes pueden competir allí donde las grandes cadenas dejan espacios desatendidos, sin perder rentabilidad ni el espíritu independiente del negocio.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres