Contenido

26 de octubre 2015

El Sol Cosmética, abrirse camino entre titanes

Alejandro Galli está al frente de El Sol Cosmética Natural. Desde Alta Gracia, Córdoba, desarrollan, producen y comercializan cremas con extractos naturales. Los desafíos de emprender en un segmento en crecimiento.
$.-

El Sol Cosmética Natural "El principal desafío es lograr que los productos se conozcan en un mercado dominado por laboratorios internacionales de cosmética tradicional"nació en 1978 en Alta Gracia, Córdoba, como una empresa familiar. Hoy está conducida por tres primos que desarrollan y producen productos naturales y orgánicos para el cuidado de la piel, fabricados con insumos de altísima calidad. En los últimos años lanzaron su marca propia y definieron apostar por la sustentabilidad, la reinversión y la innovación en sus operaciones.

Sus productos se diferencian de la cosmética tradicional por tres grandes razones: no contienen derivados del petróleo ni utilizan parafinas, vaselinas o parabenos en el proceso de elaboración; poseen extractos 100% naturales de origen vegetal; y se comercializan en farmacias y perfumerías.

Alejandro Galli está al frente de la operación y cuenta con orgullo que el laboratorio tiene su propia planta de producción y es uno de los pocos del país que, desde 2006, cuenta con la certificación en calidad de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

La compañía posee plantaciones propias de hierbas silvestres y medicinales. También utilizan colmenas de abejas, agua de vertientes serranas y uvas para los extractos. Hoy desarrollan más de 60 productos hipoalergénicos y naturales, entre las líneas corporal, especial, facial y para manos.

Los desafíos de un mercado en crecimiento

"La cosmética natural está creciendo y cada vez gana más adeptos. Sin embargo, todavía es un mercado muy chico en el país", apunta Galli. Según sus palabras, el principal desafío que les toca enfrentar es lograr que sus productos se conozcan en un mercado dominado por laboratorios internacionales de cosmética tradicional.

Para ello, apuntan a dar a conocer los beneficios que tienen los productos naturales. Libres de conservantes o perfumes artificiales, los componentes usados en la cosmética natural tienen mayor afinidad con la piel por lo que generan un efecto menos agresivo que la cosmética convencional.

Para El Sol, los últimos años han sido de mucho esfuerzo, pero también de gran crecimiento. Hace tres años, armaron un plan de negocios para marcar el rumbo que querían tomar. "En el camino que elegimos, la innovación es fundamental ya que es la única forma de poder diferenciarnos de los laboratorios de cosmética tradicional. A veces, es muy difícil planificar a mediano plazo en nuestro país y sobre todo en el caso de las pymes", comenta.

Pero el trabajo, sin duda, dio frutos. El año pasado, por ejemplo, quedaron finalistas del premio Mentores, otorgado por MateriaBiz, Banco Galicia, la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Microsoft y CN23. El objetivo del certamen es reconocer el potencial de crecimiento sostenible de pequeños y medianos emprendimientos.

Además del lanzamiento de la marca propia, uno de los principales hitos en la historia de El Sol fue comenzar a ofrecer sus productos fuera de Córdoba, en la Patagonia, Mendoza, Santa Fe y Tucumán a través de distribuidores. Actualmente, su línea de cosmética se vende en varias provincias y están tratando de ingresar en Capital Federal, siempre a través de distribuidores. Como planes a futuro, quieren comenzar a exportar al Mercosur una vez que se consoliden en el mercado argentino.

"Todavía estamos en proceso de crecimiento. La decisión que más nos ayudó fue participar en Expo Farmacia en 2014. En ese momento, el costo de participar eran seis meses de ventas. Teníamos éxito o nos fundíamos".

Recuerda que, como en muchos emprendimientos familiares, empezaron abarcando todas las tareas, desde envasar, etiquetar, comprar hasta vender. De a poco fueron incorporando algunas personas para que los ayuden. Primero profesionalizaron el área de Producción y Desarrollo, después Administración y pronto seguirá el área Comercial y de Compras.

Sin embargo, Galli reconoce que emprender desde Córdoba no es fácil. Los costos son más elevados, ya que la gran mayoría de los proveedores están en Buenos Aires. Pero la ventaja es el gran nivel profesional con que cuentan y la disponibilidad de la materia prima que utilizan en sus cremas en las sierras.

En 3 preguntas:

  • ¿Cómo es emprender en familia? La verdad es que no tenemos mayores inconvenientes para ponernos de acuerdo. Hay mucho diálogo y siempre llegamos a buen puerto. Lo que a nosotros nos funciona es decirnos todo siempre con respeto y entendiendo que estamos pensando en lo mejor para la empresa. Nos reunimos semanalmente para ver todos los temas de la compañía. Y para cortar el día de trabajo y pasar al plano personal intentamos respetar los horarios y nunca tocar temas laborales fuera de la oficina.
  • ¿Qué consejo le darías a un emprendedor que recién empieza en el área? Tranquilidad, persistencia, empeño y estar convencido de que la decisión que tomó es la mejor. El camino es muy duro pero, sin dudas, es también muy reconfortante.
  • ¿Cuáles son las acciones de marketing que más les funcionan? La entrega de muestras de nuestros productos en los puntos de venta. Y todavía nos falta desarrollar nuestra presencia en las redes sociales al nivel que nos gustaría.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres