Contenido

12 de noviembre 2015

4 formas de arrancar con impulso

Para comenzar un negocio propio no es imprescindible arrancar desde cero. Opciones para ponerse en marcha un emprendimiento apoyándose en negocios existentes.
$.-

Al pensar en el negocio propio es Iniciar una empresa desde la nada puede ser gratificante pero no siempre es la mejor decisión. Franquicias, licencias y fondos de comercio son opciones a evaluar.habitual que el futuro empresario se entusiasme con la idea de crear un concepto totalmente novedoso y arrancar desde cero. Sin embargo, no es la única opción para hacer realidad un emprendimiento.

Iniciar una empresa desde la nada puede ser gratificante pero no siempre es la mejor decisión. Existen alternativas que pueden permitirte iniciar un negocio partiendo de otro que ya esté funcionando. Tenelas en cuenta.

1. Comprar un negocio en marcha

Si bien puede implicar una inversión importante, comprar un fondo de comercio o una empresa en marcha permite saltear pasos y estar rápidamente al frente de un negocio. Se ahorran el tiempo y el dinero que lleva la generación de la idea de negocio, la investigación de mercado, la estructuración de la empresa, la apertura del local, taller u oficina, y el ajuste al mercado que ocurre durante los primeros meses en operación. Además de comprar el local, el equipamiento y otros bienes físicos, el precio de venta incluye valores intangibles como la marca, las ventas potenciales y la clientela, por lo que suelen presentarse ciertas dificultades a la hora de fijar un precio justo. Puede implicar también asumir ciertos riesgos, derivados de la operación previa y la forma en que se realice la transferencia.

2. Asociarse con un negocio en marcha

Permite acceder a un negocio que ya tiene clientes, autorizaciones, permisos y licencias, imagen empresarial, equipamiento y personal, con una inversión menor a la necesaria para comprar o instalar un negocio. En este caso, puede resultar complicado encontrar un empresario que esté dispuesto a crecer de esta forma o abrir una sucursal asociándose con un emprendedor novato.

3.Comprar una franquicia

Una franquicia es un derecho a reproducir un negocio ya establecido, que se ofrece a un emprendedor a cambio de un pago inicial (fee de ingreso) y el pago de un porcentaje de las ventas. Tiene ventajas: se obtienen la tecnología, la marca y los productos y se ingresa a un sistema ya probado por otros emprendedores. Pero el precio de esta relación puede ser demasiado alto y no siempre tan rentable como promocionan las empresas vendedoras de franquicias. Es fundamental realizar un buen proceso de búsqueda que tenga en cuenta tanto las ventajas como las desventajas de emprender de esta manera.

4. Adquirir una licencia

Una licencia es un permiso para utilizar una marca (o una celebridad, personaje, diseño o imagen) sobre un producto y realizar su comercialización, es decir, se trata de una autorización para utilizar legalmente derechos de otra empresa o persona. El negocio se maneja en forma independiente y se le paga al dueño de la marca por su uso. Se utiliza mucho en indumentaria, calzados y juguetes. Puede permitirte crear tu negocio desde cero, pero a la vez apoyarte en imágenes reconocidas que aseguren las ventas.

¿Empezaste tu negocio siguiendo alguno de estos caminos? Contanos tu experiencia.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres