Contenido

25 de febrero 2016

Cómo escribir un resumen ejecutivo

No es sencillo sintetizar en pocas palabras los conceptos centrales de un plan de negocios, proyecto o propuesta. Pero es tal vez lo único que leerá el destinatario. Cómo plantear la redacción de un resumen ejecutivo claro y convincente.
$.-
Los ejecutivos de grandes empresas, bancos,Prestar atención a la claridad, la extensión y el formato de un resumen ejecutivo es tiempo bien invertido en una herramienta de venta clave de cualquier proyecto o propuesta. fondos de inversión u organismos de gobierno suelen carecer de tiempo para leer todos los proyectos, informes o planes de negocios que reciben. De allí la importancia de un “resumen ejecutivo”: expresar en pocas palabras, por lo general no más de una página, lo que el documento completo presenta en detalle.

A continuación, algunas claves para redactar un resumen ejecutivo que te permita pasar la primera barrera para tu proyecto.

  • Plantearlo de entrada, pero escribirlo al final. Por lo general, el resumen ejecutivo ocupa las primeras páginas de un plan de negocios, informe o proyecto. Sin embargo, es recomendable redactarlo una vez que se ha completado el documento principal, de forma de contar con toda la información relevante. Armar un breve esquema al comienzo, puede ayudar a identificar los datos centrales. (“El proyecto XX busca financiamiento por $xx, a cambio de una participación accionaria de xx%...”)
  • Captar la atención. Muchas veces, un inversor, ejecutivo o potencial socio, sólo lee este documento breve para decidir si continuar explorando un tema. Así, es fundamental captar su interés con ideas claras, datos novedosos, números precisos y una presentación profesional; no con tipografías extrañas o gran diseño gráfico (¡salvo que ése sea el foco del proyecto!).
  • Responder a las preguntas básicas. Si bien se trata de dar un panorama general, hace falta dar precisiones: qué, por qué, cómo, quién, cuándo, cuánto, etc.
  • Seguir el orden del documento principal. El resumen puede actuar como una guía para la lectura del documento más amplio, por lo que es útil que cada párrafo responda a un capítulo o sección posterior, y las ideas se presenten en el mismo orden. Por ejemplo, para un plan de negocios: el concepto de producto en el primer párrafo, los aspectos técnicos en el segundo, la evaluación del mercado en el tercero, los aspectos económicos en el cuarto, etc.
  • Prestar especial atención a ortografía y redacción. Usá un lenguaje sencillo y directo, evitando formalidades o jerga muy específica. Adaptá el texto al grado de conocimiento y preparación del destinatario. Vale la pena realizar algunas pruebas de lectura con personas de tu confianza, para encontrar aspectos poco claros o mejorables.
  • Permitir una lectura independiente. Si bien suele ser parte de un documento más extenso, el resumen ejecutivo debe tener autonomía y poder presentarse por separado. Incluí siempre el nombre del proyecto y los datos de contacto.
  • Cuidar la extensión. La cantidad de hojas a usar dependerá de la complejidad del proyecto, pero debería ser posible expresar los conceptos clave en una a cinco páginas, con párrafos bien espaciados.
  • Saber qué se quiere lograr. ¿Vender? ¿Conseguir socios? ¿Pedir un préstamo? ¿Solicitar otro tipo de apoyo? De acuerdo con el objetivo del documento, se podrá hacer un cierre convincente y orientado a la acción. (“Esperamos con su aporte de $20.000 llegar a terminar el prototipo dentro de los próximos tres meses…”).

Compartí

6

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres