Contenido

24 de febrero 2016

7 claves para ser un emprendedor profesional

Aplicar a tu carrera emprendedora conceptos clave de negocios como planificación, estrategia y medición de resultados te ayudará a optimizar tus recursos personales y llegar más lejos.
$.-

"En casa de herrero..." Muchos emprendedores se enfocan tanto en el negocio que pierden de vista el valor de su propio rol como emprendedores y trabajan en forma desordenada y poco productiva. Para evitar ser un emprendedor con "cuchillo de palo", repasá los conceptos centrales que usás para llevar adelante un negocio y aplicalos a tu carrera personal.

1. Desarrollá una estrategia. Tené en claro en todo momento qué querés lograr: hacia dónde vas y cómo hacer para mantenerte en el rumbo elegido: ¿dinero?, ¿impacto?, ¿poder?, ¿desarrollo personal? Las empresas formulan sus estrategias no sólo en función de lo que quieren sino también de las restricciones que enfrentan, incluyendo sus competidores. ¿Hiciste alguna vez un análisis FODA personal?

2. Planificá para alcanzar tus objetivos. ¿Cómo vas a actuar para que tus objetivos se concreten? Proyectá tus acciones en el tiempo, pensá con anticipación y decidí cómo ayudar a construir el futuro que deseás. Las empresas planifican a corto, mediano y largo plazo y realizan revisiones y ajustes periódicos.

3. Basate en información para aumentar las chances de éxito. Basar las decisiones en datos y conocimientos mejora las probabilidades de éxito. Las empresas dedican mucho tiempo y dinero a investigar el mercado, estudiar la competencia, analizar información contable, leer noticias, asistir a seminarios, capacitar al personal... saben, como lo sabía ya el filósofo Francis Bacon a fines de siglo XVI cuando decía "conocimiento es poder".

4. Negociá para aprovechar las oportunidades. "No lográs lo que te merecés, sino lo que negociás" plantea un dicho empresario. Buscar y encontrar formas de lograr beneficios ante cada situación es parte del espíritu de los negocios, y mucho mejor si se logran beneficios para todos, con un enfoque "win-win" (todos ganan).

5. Trabajá en equipo. Los proyectos más grandes y desafiantes requieren personas variadas en formación, disciplinas y características individuales. Asegurate de ser un buen jugador dentro de tu equipo.

6. Creá valor en todo momento. Privilegiá la mejora y el aprendizaje antes que la rentabilidad a corto plazo. Los accionistas de una empresa saben que de poco vale cobrar abultados dividendos hoy si los activos de la compañía no valdrán nada mañana. Así, al tomar decisiones no tienen sólo una visión cortoplacista sino una que integra el presente y el potencial futuro.

7. Medí y evaluá resultados con regularidad. Establecer indicadores de éxito y realizar evaluaciones de tanto en tanto permite saber si estamos como preveíamos, peor o mejor. De nada sirve un plan si no se cumple. Los gerentes de una empresa miden su gestión mediante indicadores y reciben incentivos cuando alcanzan o superan las metas. ¡Mantené alta tu motivación emprendedora y premiá tus logros!

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres