Contenido

24 de febrero 2016

Rotación de las cuentas por cobrar

¿Conocés la rotación de tus cuentas por cobrar? Cómo calcular un ratio operativo esencial para la salud financiera de tu comercio o empresa.

$.-

El uso de indicadores o ratios para Monitoreá la rotación de tus créditos por cobrar para asegurar la salud financiera de tu negocio. el manejo de tu negocio permite diagnosticar rápidamente y con unos simples cálculos la salud de diversos aspectos de tu negocio. El aspecto financiero de tu operación es uno de estos aspectos vitales para seguir operando y hacer frente al futuro. ¿Sabés el estado de tus cuentas por cobrar? ¿Tenés armadas "señales de alarma" para identificar situaciones de riesgo?

El ratio conocido como Rotación de cuentas por cobrar (Rcc) puede ser una herramienta valiosa para el control del dinero que te deben por ventas a crédito.

Este indicador mide la cantidad de veces que se cobran las cuentas por cobrar durante el periodo en análisis. Se calcula dividiendo el monto de las ventas a crédito (Vc) por el promedio de la cuenta créditos por cobrar.

La fórmula sería la siguiente:

Rcc= Vc/((saldo inicial créditos por cobrar + saldo final créditos por cobrar)/2)

Veamos un ejemplo práctico:

Supongamos que "Buenagente SA" es una carpintería que vende a contado para el público general y a crédito para sus habituales clientes comerciales. Al finalizar el mes de agosto determina que el promedio de la cuenta créditos por cobrar es igual a $3.500=($2.000+$5.000)/2. Si durante el mes, el monto de las ventas a crédito (se deben excluir del cálculo las ventas al contado) fue de $8.000, el ratio de la rotación de las cuentas por cobrar resultará igual a $8.000/$3.500=2,29, es decir, que en promedio se vende a crédito algo más del doble de lo que se mantiene como cuentas por cobrar, o lo que es lo mismo, que lo que se mantiene por cobrar es en promedio algo menos que la mitad de las ventas a plazo que se realizan en el mismo período.

Si en septiembre la empresa establece que su Rcc disminuyó, podemos suponer que o bien maneja políticas de crédito demasiado flexibles, o por cualquier razón tiene dificultades para cobrar sus créditos y necesita mejorar sus cobranzas.

En general, un Rcc alto o creciente, implica que la empresa opera más al contado, vende más o se vuelve más eficiente en sus cobranzas. Es muy importante prestar atención a este ratio ya que si es bajo o disminuye, la empresa puede correr el riesgo de tener muchos créditos por cobrar y no contar con activos líquidos para afrontar sus propias obligaciones.

Podés encontrar otros indicadores operativos básicos en esta nota.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres