Contenido

07 de marzo 2016

The Food Market: "La mujer suele tener más en claro sus ideales"

Melanie Wolman y Nadia Javkin son un claro ejemplo de la presencia femenina en el ámbito emprendedor argentino. Juntas fundaron The Food Market, un proyecto centrado en alimentos naturales de pequeños productores. Los desafíos, las certezas y las ganas de emprender
$.-

The Food Market es una plataforma El mejor consejo es no perder el foco, no perder el centro, ni lo que te motiva online que reúne pequeños y medianos productores locales de alimentos frescos, naturales, sin químicos ni agrotóxicos. Brindan al consumidor la posibilidad de comprar a distintos productores en un solo lugar y recibir todos los productos juntos en casa. "Un gran diferencial es que se pueden hacer todas las compras en un solo lugar. Tenemos todo tipo de alimentos, 100% sanos y directos de productor," resume Melanie Wolman, que junto a Nadia Javkin fundaron este emprendimiento en 2015.

La idea surgió a partir de una necesidad personal por saber más de los alimentos así, como también de su origen. Melanie es contadora y cocinera profesional del IAG y Nadia es ingeniera industrial. Tenían experiencia en el desarrollo de nuevos negocios, en la creación de nuevas empresas y en haber trabajado en el rubro de internet. Se pusieron a investigar el mercado y vieron que era un modelo de negocio muy rentable en el exterior.

Los principales desafíos fueron, y siguen siendo, la integración entre el negocio digital y el tradicional, con producto real. No es solo una empresa de internet y no es solo una empresa tradicional. "Debemos trabajar en los dos aspectos, lo cual requiere mucho esfuerzo y dedicación para poder combinarlos de la mejor manera", explica Nadia. "Estamos atravesando una etapa de pleno crecimiento. Tenemos que ampliar la estructura para poder satisfacer toda la demanda. Todavía estamos profesionalizando la operación. Sin embargo, al ser un startup, la flexibilidad, la posibilidad de adaptarse, de dar respuesta y cambiar sobre la marcha son fundamentales".

Para el lanzamiento, se basaron en un modelo LEAN y realizaron el lanzamiento bajo un esquema de MVP ("Minimum Viable Product"), es decir, aquel producto mínimo viable que permite validar si el potencial del negocio es real. "Queríamos probar tracción, si realmente había un mercado y un negocio atrás de todo esto como nosotras creíamos. Y así fue: una vez que definimos que valía la pena armar The Food Market, hicimos el plan de negocios", cuenta Melanie.

"Al principio salimos a buscar productores y a ofrecerles la plataforma. Empezamos a hablar con cada uno y les contamos qué queríamos hacer. Tuvimos una excelente respuesta desde el principio. Ese fue otro indicio de que habíamos detectado una muy buena oportunidad de negocio. Al poco tiempo, fueron los mismos productores los que nos empezaron a llamar para sumarse a nuestra comunidad. La calidad en los productos y en los métodos de elaboración es un aspecto clave para formar parte del proyecto", resume Melanie.

En cuanto al mercado objetivo, apuntan a una clientela variada que busca tener una alimentación consciente y un gusto por lo foodie. Al principio solo vendían al consumidor final pero comenzaron a recibir pedidos de empresas y decidieron explorar también segmento.

Negocio y amistad

Melanie y Nadia eran amigas antes de comenzar con el emprendimiento. Reconocen que no es sencillo trabajar con alguien todos los días y, mucho menos, con un amigo. "Intentamos disociar el vínculo, aunque resulte difícil. Los intereses de The Food Market como compañía vienen ante todo, y no involucramos nuestra amistad. Hay poca gente con la que se es realmente compatible para establecer este vínculo, y creo que nosotras nos entendemos perfectamente. Hay que comprender los tiempos del otro, ser tolerante y, por sobre todo, siempre destacar las fortalezas. Nos complementamos muy bien. Es muy importante el respeto ante todo y la división de tareas para lograr mayor eficiencia y, a su vez, dejar que cada uno tenga su espacio y se destaque en lo que realmente hace bien", comenta Nadia.

Ellas organizan la logística y buscan optimizar las rutas para dar mayor flexibilidad a los clientes. "No tenemos problema con hacer ningún tipo de tarea. Tal vez el ambiente logístico es más masculino, pero nunca nos preocupó meternos en el rubro, cargar cajas o circular por zonas que antes no conocíamos de la ciudad", cuenta Nadia.

Sin embargo, son conscientes de los prejuicios que les toca enfrentar como mujeres y emprendedoras, pero los relativizan y contrarrestan con seguridad: "A veces, al principio somos subestimadas a la hora de hablar de negocios. Pero también muchas otras veces te escuchan solo porque sos mujer, aunque para adentro piensen que están perdiendo el tiempo. La barrera del prejuicio se derriba con las primeras palabras, si se tiene un proyecto sólido y una acerca una buena oportunidad de negocio al interlocutor".

En 3 preguntas:

  • ¿De qué manera pudieron congeniar tener una la familia y ser emprendedoras? No sé si es algo que tiene que ver con ser mujer o con ser emprendedor. La realidad es que cuando uno arranca un negocio es "full life" y las dos lo teníamos muy claro desde el principio. Nuestras familias y amigos son siempre nuestra prioridad. Le dedicamos muchas horas al trabajo sacando horas de sueño y de ocio para siempre seguir enfocadas en lo importante. Es muy importante que el entorno ayude y apoye. En nuestro caso, tenemos un gran capital humano, que son nuestro apoyo y ayuda constante.
  • ¿Qué aporta para ustedes la mujer a la empresa? La mujer suele tener más en claro sus ideales y, por ende, es más concisa a la hora de plantear su posición. A su vez, solemos ser más conservadoras, por lo que también es bueno escuchar una opinión masculina dentro de la empresa, y generar un buen debate entre nosotros para llegar al mejor puerto.
  • ¿Algún consejo para las mujeres que sueñan con emprender? Que aprovechen y sigan sus sueños, con esfuerzo y perseverancia los pueden hacer realidad. Es difícil, un camino duro de mucho trabajo, pero con un buen socio, metas claras, y dando lo mejor de uno, no hay mayor satisfacción que cumplir y hasta superar los sueños. El mejor consejo es no perder el foco, no perder el centro, ni lo que te motiva. Siempre te intentan tentar con más opciones, con otras oportunidades, que pueden ser geniales, pero no siempre son lo mejor para tu negocio. Hay que estar con la mente en el objetivo real.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres