Contenido

9 rasgos de las mujeres que emprenden

En el mundo de los negocios crece el lugar que ocupan las emprendedoras. ¿Cómo son las mujeres que tienen éxito al frente de sus proyectos? ¿Qué habilidades deben desarrollar para encontrar un espacio propio?
$.-
Profesionales independientes, comerciantes, Las mujeres que emprenden todavía son pocas en comparación con los hombres, pero la proporción crece año tras año. Suelen tener rasgos en común, como la capacidad organizativa, la consistencia y la pasión. gerentes, dueñas de pymes, constituyen el universo femenino de las emprendedoras, una minoría que crece al ritmo de la inserción general de la mujer en el mundo laboral.
Una investigación de la Sepyme realizada en 2011 muestra que las mujeres son propietarias o tienen cargos gerenciales en la mitad de las pymes industriales argentinas, es decir, unas 450.000 empresas. Y de acuerdo con el informe de Global Entrepreneurship Monitor (GEM) en 2011, aunque sólo 17% de las mujeres dicen estar al frente de su propio negocio, la tasa emprendedora crece más rápido que en el caso de los hombres.

¿Qué caracteriza a las emprendedoras argentinas?


Marta Cruz, consultora, mentora de proyectos y docente, así como ella misma emprendedora, destacó en su blog nueve características que ha observado en las mujeres que tienen éxito al frente de sus proyectos. Éstas son:

  1. Enfocada. Nunca pierde el rumbo, o al menos trabaja mucho para no perderlo. Sabe lo que quiere, cuál es el lugar adonde quiere llegar y busca los caminos para lograrlo.
  2. Resiliente. Se sobrepone rápida y creativamente al fracaso y lo convierte en un aprendizaje.
  3. Creativa. Siempre encuentra múltiples soluciones a problemas simples y también complejos. Donde otros no ven la salida, ella la ve claramente.
  4. Líder. Se reconoce fuerte, con capacidad de crear y desarrollar proyectos interesantes para otros. Toma la palabra y es escuchada y considerada. Tiene mucha capacidad para convocar a otros en torno a su clara visión. (ver “Liderar en la pyme”)
  5. Organizada. Nada se le escapa o queda librado al azar. Puede pasar de la idea a la acción, es decir implementar su sueño –su proyecto– a partir de su plan maestro. Ser organizada es una necesidad para poder ser emprendedora, novia, esposa, madre, hija, amiga, colega, mentora, deportista, artista o lo que le venga en gana.
  6. Comunicativa. Comunica claramente sus emociones e ideas, y sabe adaptar su lenguaje a diferentes perfiles personales y circunstancias. Hablar en público no la asusta, es más, la enciende.
  7. Consistente. Cada decisión que toma la acerca al objetivo que persigue. Por eso es eficiente, ya que no pierde tiempo en cosas que no van a contribuir al cumplimiento de su sueño.
  8. Apasionada. Entiende su proyecto como un juego de inteligencia que se obsesiona por ganar todos los días y cada día, con la misma fuerza, alegría y adrenalina del día en que decidió emprender.
  9. Femenina. Nunca deja de ser mujer: más o menos coqueta, más o menos atractiva. Es decir, simplemente, MUJER, vestida de rosa, y con traje de acero como enagua.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
Lau Cabezas · Hace 46 meses

La pasiòn por sobre todas las cosas y algo que no pusieron: pensar el proyecto despierta y soñarlo dormida...siempre el proyecto en la cabeza...tan agotador como bello y satisfactorio!!!!!!! Laura Cabezas de Casita de muñecas

Laura, gracias por tu comentario, tan acertado como descriptivo.