Contenido

28 de diciembre 2012

Big box: experiencias a la carta

Buenos Negocios conversó con Gastón Parisier, uno de los fundadores de Big box, una empresa que ofrece experiencias exclusivas. En esta entrevista nos cuenta cómo lograron posicionarse como la principal empresa del país en este rubro.
$.-
“El día que cerramos nuestra primera venta importante fue increíble, nos parecía algo casi mágico que una empresa confiara en nosotros y nos comprara 1000 regalos”, cuenta Gastón Parisier, socio fundador –junto con Agustín Gold– de Big box, la primera empresa de la Argentina en vender experiencias. “Todos los días se presentan como un momento fascinante, mágico, un aprendizaje constante, y un impulso inevitable de perfeccionarse”.Para los que están aburridos de regalar siempre lo mismo, Big box tiene un catálogo que incluye desde estadías en cualquier lugar del país hasta vivencias gourmet como degustaciones de tragos, días de spa y vuelos en globo. Gastón dice que, fue tanta la alegría, que se fueron al bar de la esquina a tomar una cerveza y festejar el gran momento.

Dos años después de ese brindis –con la llegada de un nuevo socio, Lucas Werthein– Big box se extendió a todo el país y, este año, lograron abrir puntos de venta propios en los shoppings Paseo Alcorta y Galerías Pacífico. Además, concretaron una alianza con empresarios uruguayos para crear Big box Uruguay, que opera desde hace unos días en Carmelo, Colonia, Montevideo y Punta del Este.

Hoy, Gastón dice que recuerdan la primera etapa como un momento de gran alegría y adrenalina, pero también una etapa de mucha ingenuidad. “Tendía a creer que era un recorrido muy fácil, y en el camino te aparecen problemas que no sabías ni que existían”.

¿Cómo surge Big box?

Big box nace inspirada en un modelo europeo que innovó en el modo de regalar: cofres con catálogos en su interior para que el homenajeado pudiera elegir su propio obsequio. Nosotros fuimos un paso más adelante; perfeccionamos la idea al crear una propuesta original: regalar experiencias Premium. Distribuidas en cuatro categorías –gastronomía, bienestar, aventura y estadías- cada una de ellas ofrece entre tres y seis variantes para vivir lo más importante que uno puede recibir: tiempo para disfrutar de lo que deseamos y más nos gusta. Nuestro propósito desde el inicio fue destacarnos con una propuesta de excelencia y convertirnos en lo que somos hoy en día: la empresa número uno del país, elegida tanto para los regalos corporativos (el 70% de las ventas) como para aquellos que desean agasajar a un ser querido.

¿Cuáles fueron los principales desafíos en ese momento?

En el plano personal, el desafío mayor consistió en demostrar que, con sólo 23 años, teníamos una propuesta que revolucionaría el mercado de los regalos, que sería un éxito y que la idoneidad para desarrollarla y llevarla a cabo se sostenía en nuestra capacidad, potencial y compromiso. En el plano empresario, nuestro objetivo de lograr la participación y asociación con partners reconocidos internacionalmente, explicar un modelo de negocios que no existía en Argentina y lograr su incorporación, fueron los principales desafíos, pero logramos superarlos satisfactoriamente.

¿Cómo se prepararon?

En una primera etapa, investigamos los regalos más habituales, la recepción que tenía cada uno de ellos y el resultado tanto en el que regalaba como en el agasajado. A través de una prueba de mercado y focus groups buscamos observar y analizar la impresión y la aceptación de Big box. Los resultados fueron indiscutibles, ¡había que comenzar inmediatamente!

¿Cuáles consideran que son sus ventajas competitivas?

Básicamente, la calidad de lo que ofrecemos. Todos y cada uno de los servicios y opciones fueron testeados por nosotros, sólo incluimos en el catálogo aquellas que lograron cumplir con un estricto control de calidad y que conquistaron la finalidad de sorprender.

¿Cómo ven el mercado de la "experiencia"? ¿Cuál es la caja que más venden?

El concepto de regalar experiencias tuvo gran aceptación y un crecimiento impresionante en poco tiempo, tal es así que de lanzar Big box con doce cajas, tres por categoría, actualmente ofrecemos diecisiete. La categoría "Gastronomía" es una opción clásica a la hora de regalar, "Estadías" (tanto en estanciaes, hoteles boutique como en establecimientos cinco estrellas) está teniendo muy buena aceptación tras haberse vuelto habituales las «escapadas» para cortar con la rutina.

¿Cómo definirías la experiencia de emprender?

Todos los días se presentan como un momento fascinante, mágico, un aprendizaje constante, y un impulso inevitable de perfeccionarse. Emprender es crear, construir, inventar, formar una idea y un concepto donde antes no había nada. Es hacer alquimia, podemos en este impulso creativo volcar todas nuestras experiencias pasadas (sean o no del mismo tópico que el emprendimiento actual), agregarles vivencias propias, vivencias ajenas que nos contaron o leímos, podemos unirle ideas que tuvimos, y, de ese cóctel maravilloso, nace el emprendimiento, nuestra creación, nuestro anhelo.

Si volvieran para atrás, ¿hay algo que cambiarían o harían distinto?

Creo que siempre se puede mejorar: como decía Borges “un escrito nunca se termina, se abandona”. En este sentido, uno seguiría haciendo modificaciones, agregando y mejorando, pero quedaríamos atrapados en el tiempo. No cambiaría nada del pasado, lo tomaría como una experiencia de aprendizaje para afirmarnos como empresarios y para afianzar a Big box como una alternativa única y original que día tras día busca innovar.

*****

Claves de la nota:


  • El mercado de la “experiencia” es un mercado en crecimiento. Si estás buscando una idea para emprender, podés investigar de qué se trata esta industria y descubrir una oportunidad.
  • La calidad de tu propuesta resulta clave para el éxito de tu empresa

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres