Contenido

13 de mayo 2016

¿En qué me equivoqué?

Los emprendedores de Franchis, Nuevo Mundo Snacks, EnOrden, Greenie, Tau Delta y Los Primos Car Wash comparten qué hubieran hecho distinto si pudieran volver el tiempo atrás, y qué aprendieron de esas situaciones.
$.-

Contratar gente de más o de menos, Es útil repasar aquellos aspectos del negocio donde podríamos haber hecho las cosas mejor no tener claro cuál es el mercado objetivo, descuidar las cobranzas... Equivocarse forma parte del camino emprendedor. Y si bien con el diario del lunes todo es más claro, es útil repasar aquellos aspectos del negocio donde podríamos haber hecho las cosas mejor.

Seis emprendedores argentinos se animaron a hacer este ejercicio y pensar qué les hubiera gustado hacer diferente cuando arrancaron. Sus experiencias pueden ser una fuente de aprendizaje útil:

  1. "Si pudiera volver el tiempo atrás, me rodearía de gente idónea desde el principio. El no hacerlo desde el comienzo parece más barato, pero en realidad no lo es", reconoce Enrique Franzini de Franchis, panadería argentina especializada en medialunas, con base en Brasil.
  2. "Al principio, nos sobredimensionamos. Salimos a tomar gente, sobre todo para vender, pero en realidad deberíamos haberlo hecho al revés: deberíamos haber empezado a vender primero, para después ir consiguiendo a la gente. Nosotros creímos que por poner más gente íbamos a vender más y la realidad que no fue así. Es más, tuvimos que irnos achicando cuanto más vendíamos. Teníamos a cuatro personas en venta, y hoy terminaron siendo una fija y dos con la modalidad de representación", cuentan desde Nuevo Mundo Snacks.
  3. Suele pasar que el emprendedor se enfoca más en la producción o en la finanzas del proyecto y presta poca atención a la difusión del negocio. "Hubiera sido interesante darle más importancia desde el comienzo a la publicidad. Hacer más foco en una mejor y más clara exposición hubiera marcado una diferencia", dicen los chicos de EnOrden, empresa que produce y comercializa cajas para guardar zapatos.
  4. "El error típico y lógico que todos cometemos es sólo preocuparnos por las ventas, descuidando las cobranzas, lo que genera un ahogamiento financiero en las etapas iniciales del proyecto", confiesan desde Greenie.
  5. "Desarrollamos algunos productos muy gourmet, pero que no funcionaron en un mercado tan chico como el argentino. Fue fundamental entender al mercado que queríamos atender. Cuando las grandes empresas hacen cosas de chicas o las chicas de grandes los planes suelen fracasar para ambas. Escuchar siempre es una de las principales herramientas para no equivocar el rumbo de crecimiento. Escuchar a las personas que trabajan con uno, dentro de la empresa, en el equipo, y escuchar afuera, a los clientes", sostiene Santiago De Diego de aderezos Tau Delta.
  6. En el caso de Los Primos Car Wash, al tiempo de arrancar con el negocio de lavado de autos a domicilio decidieron abrir un lavadero en San Martín. Federico enseguida entendió que ese no era su negocio y lo cerró a los pocos meses. "El lavado de autos a domicilio rinde más con menos personal, ya que tener un local a la calle genera muchos gastos fijos".

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres