Contenido

23 de mayo 2016

12 consejos para una pyme exitosa

Aerotec, Electromecánica Bottino y Luigi Bosca compartieron en el Encuentro Buenos Negocios Mendoza 2016 cómo lograron crear empresas innovadoras y brindaron lecciones para poner en práctica.

$.-

En la tercera edición del La pasión es el 50% de una empresa. Es condición necesaria, pero no suficiente para emprender (Diego Cardama) Encuentro Buenos Negocios Mendoza, del que participaron más de 700 dueños de pymes de la región, tres empresas familiares de la zona contaron cómo superaron los desafíos de la puesta en marcha y atravesaron los traspasos generacionales. Así, contaron sus experiencias Diego Cardama de Aerotec, empresa que ofrece servicios aéreos; Ricardo Bottino de Electromecánica Bottino y Alberto Arizu y su hijo Gustavo de Bodegas Luigi Bosca.

Compartimos los consejos y enseñanzas que transmitieron:

  1. La pasión es condición necesaria pero no suficiente. "Es el 50%", dijo Diego Cardama. Su padre, Mario, era amante de la aviación y, aunque gran parte de su vida trabajó en una empresa avícola que creó en Mendoza, transmitió a sus hijos su pasión por volar.
  2. Animarse a romper paradigmas. En Aerotec, los mueve la convicción de que la aviación puede ser accesible a todo el mundo. "Existe la creencia de que es para unos pocos, pero lo cierto es que puede ser una herramienta de trabajo útil para muchas industrias y de disfrute también".
  3. Ser flexibles. Cuando el negocio de los pollos comenzó a ir mal, tanto Mario como sus hijos decidieron ir por otro camino y apostaron por fundar Aerotec. "Hacer pollos en Mendoza es como hacer viñas en Entre Ríos; advertimos que no existían ventajas competitivas para ese negocio en este mercado".
  4. El sacrificio es parte del camino. Ricardo y Jorge Bottino tenían 16 y 15 años cuando iniciaron su taller. Con su familia de regreso a Córdoba, se quedaron solos en Mendoza en una pequeña habitación donde trabajaban y vivían. Antes de finalizar la secundaria, Ricardo abandonó la escuela y acordó con su hermano que él trabajaría, mientras Jorge seguía estudiando.
  5. Apostar por el crecimiento. "A veces, no crecer es una estrategia de defensa de las pymes", enfatizó Matías Pons Lezica, Gerente del Segmento Negocios y Pymes de Banco Galicia, al inicio del evento. En Electromecánica Bottino, por el contrario, siempre apostaron por ir hacia delante. "Nunca pensamos en parar; todos los días avanzamos en algo y todos los años hicimos cosas nuevas".
  6. Reinvertir para expandirse. "Crecer no significa solo facturar más y ganar participación en el mercado, sino también invertir en infraestructura, tecnología y capacitación de los empleados", sostuvieron desde Bottino.
  7. Trabajar la transición generacional. Tanto Bottino como Luigi Bosca se enfrentan hoy a organizar el traspaso a la próxima generación. Para Ricardo, además de contar con ayuda profesional, es clave transmitir a los hijos la visión de negocio que se tiene. "La transferencia empieza cuando nace el primer hijo de esa generación", apuntó Gustavo Arizu. Para él, el éxito del traspaso consiste también en contagiar el amor y cariño por la empresa propia.
  8. Diferenciarse. Los vinos Luigi Bosca compiten, en el mercado internacional, con más de 200 mil marcas. En ese contexto, para Alberto Arizu es fundamental construir elementos diferenciadores. En su caso, la apuesta ha sido siempre invertir en tecnología de avanzada y capacitar tanto a los empleados como a sus hijos.
  9. Formar equipos de trabajo comprometidos. "Sin equipos, no hay empresa", afirmó Arizu. Con más de 300 personas a cargo, Gustavo cree que la mejor manera de conducir una empresa es siendo coherente entre lo que se dice y hace, y demostrar alegría más allá de los problemas cotidianos. En el caso de Aerotec, el desafío pasa también por incorporar perfiles técnicos con conocimientos específicos. Para ello, contratan empleados de empresas y organismos estatales y apuestan por formar jóvenes con talento.
  10. Claridad en el rumbo. Con 115 años de vida y cuatro generaciones, Luigi Bosca siempre se mantuvo fiel a su visión inicial: ofrecer vinos de alta calidad. "Tener claro el objetivo: a dónde queremos ir y cómo ir, es decir, los medios para alcanzarlo", resaltó Alberto Arizu.
  11. No hay horarios en el negocio propio. Para Arizu, "no hay empresario exitoso que trabaje ocho horas. Son 15, 16, 17 horas por día... ese tiempo extra es el que da el resultado".
  12. Mente abierta. Para saber qué es lo que el cliente necesita, los tres coincidieron en que el secreto es tener una actitud abierta y escuchar a los demás.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres