Contenido

13 de junio 2016

POSCO: "Fue todo prueba y error"

Sin experiencia en el diseño de calzado, Gastón Greco se animó a vencer las barreras de la industria y crear una propuesta donde prima la funcionalidad. La historia de la marca chaqueña.
$.-

POSCO es la interpretación A los proveedores, les gané por la constancia: llamaba por teléfono, caía en sus fabricas y les contaba lo que quería hacer. contemporánea del zapato clásico. Gastón Greco comenzó esta aventura en 2011. Mientras estudiaba arquitectura, este chaqueño que actualmente tiene sólo 26 años decidió probar suerte con el calzado, una industria de la que no sabía nada. Empezó desarmando el par más cómodo que tenía. "No me sentía identificado con ninguna marca a nivel nacional. Vi un nicho y comencé a trabajar. No tenía ninguna experiencia. Fue todo prueba y error", recuerda Gastón.

Sacó todo lo que está de más para rescatar el atributo más importante de un zapato: su funcionalidad. El resultado es una línea de calzado muy cómoda, pensada para un segmento amplio de personas y de funciones. Usan suelas de caucho cosidas, cordones encerados, plantillas de poliuretano y materiales como cuero, gamuza o lona.

"Todos pueden usar POSCO, desde un chico de 15 para una fiesta hasta un abuelo. POSCO es ser auténtico, es real, es lo que somos. Es para las personas que sueñan y que se ensucian las manos, para los que se levantan a la mañana a comerse la cancha y no pierden tiempo en elegir qué ponerse".

El modelo de negocio es el slow fashion. No van detrás de la tendencia sino que buscan generar un producto atemporal de alta calidad que no pase de moda y que se use todo el día. Tienen cuatro modelos con variantes de colores que se venden a través de su website, en el local de POSCO en Palermo y en los multimarcas más conocidos del país.

Los proveedores, un aliado

Los comienzos no fueron simples. "Es una industria tradicional, muy cerrada y compleja. El calzado tiene muchos componentes y proveedores. El desafío fue entender todo el proceso y desarrollar un producto de punta a punta. No armé un plan de negocios; no había plata ni conocimiento. Tampoco nadie que me marcara el camino. Pero sí mucha constancia, ganas, espíritu y sueños", cuenta.

Gastón reconoce que el proyecto creció en gran parte gracias a los proveedores. Tercerizan el corte, el aparado y el armado de los zapatos y están en plena reestructuración de la cadena de abastecimiento. Desde POSCO, acompañan el proceso del zapato y cuidan la cadena con el objetivo de agregarle valor al producto.

"En un par de zapatos participan múltiples industrias. Tenemos alrededor de 20 proveedores. Muchos de ellos me guiaron y son los mismos con los que arranqué hace seis años. Un proveedor busca volumen y la menor diversidad posible. En mi caso, era todo lo contrario. POSCO necesitaba poco volumen y gran diversidad. Les gané por la constancia: llamaba por teléfono, caía en sus fabricas y les contaba lo que quería hacer".

Hoy están en una etapa de expansión con el objetivo de consolidar la marca en todo el país y de abrir tiendas en países limítrofes. "Para todo esto estamos analizando fuentes de financiación, que siempre es una traba ya que se trata de un proyecto que creció con financiación propia y de forma orgánica", explica.

Un aspecto importante de POSCO es la búsqueda por generar impacto social y sustentable en todo lo que hacen. De hecho, actualmente está empujando un proyecto de reactivación de talleres y fábricas del norte argentino.

El poder de comunicar

En POSCO, entienden el valor de la comunicación. Su plan se sustenta en las redes sociales, acciones de marketing de guerrilla de bajo presupuesto y, ante todo, mucha creatividad. La última acción generó un antes y un después en la historia de la marca. Gastón le escribió al presidente Mauricio Macri contándole su historia y proponiéndole usar las POSCO. Y la bola de nieve empezó a crecer: Macri las adoptó y creció la exposición.

Pero Macri no es la única personalidad destacada que contribuyó al crecimiento de la marca. También las usa Fito Páez, Andy Kutnesoff, Fernando Trocca y Milo Lockett. Y, gracias al carisma de Gastón y la calidad de su producto, hizo una colaboración con Tramando de Martín Churba que llevó a POSCO a Dubai.

"Trabajo constantemente en generar acciones para traccionar la compañía. Armamos una red interesante. El boca a boca también es muy importante. Tenemos un producto excelente que no tiene nada que envidiarle a una zapatilla "hechas en Italia". Una vez que te subís a una POSCO, no te bajas más".

En 3 preguntas:

  • ¿Qué consejo le darías a un emprendedor que recién empieza en el área? Que de noche sueñe y de día materialice, que se ensucie las manos y se golpee en el buen sentido. Que no se frustre y que siga trabajando. Que tenga constancia y que confíe en sí mismo. Todo sirve, en algún momento las cosas toman color. Si pudiera volver el tiempo atrás, repetiría el mismo camino.
  • ¿Por qué POSCO? Qué quiere decir? POSCO es "Products Of Simple Composition", es decir, "productos de simple composición". Es auténtico y noble, es ganas y constancia. Somos todos los hermanos latinoamericanos.
  • ¿Sueños y desafíos para los próximos años? Llevar POSCO al mundo y posicionar la marca como una bandera sudamericana, generando trabajo de forma ética y fomentando nuestras industrias.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres