Contenido

16 de junio 2016

5 beneficios de sumarte a una red de emprendedores

Uno de los puntos centrales para el crecimiento de un emprendimiento es crear una red de apoyo que acompañe en las distintas etapas.
$.-

Los emprendedores, ¿nacen o se hacen? Uno de los puntos centrales para el crecimiento de un emprendimiento es crear una red de apoyo que acompañe en las distintas etapas. Un emprendedor nace y se hace. Se trata de personas especiales que necesitan contar con la flexibilidad necesaria para asumir riesgos, en pos de capitalizar oportunidades de alto potencial de creación de valor.

Una vez escuché a un profesional expresar con claridad la esencia del ser emprendedor: "Existen personas que nacen sabiendo cuál es la silla en la que se tienen que sentar y otras que no tienen más remedio que inventarse su propia silla". Ser parte de una organización o crear la propia es una de las disyuntivas a las que una persona en condiciones de trabajar debe enfrentarse.

Cuando se pasa de ser empleado a emprendedor, la pirámide se invierte: uno pasa de tener uno o dos jefes a tener múltiples relaciones de alto compromiso entre socios, inversores, empleados, clientes y proveedores.

Además, un emprendedor debe ser capaz de trabajar con otros en equipo, crear sinergias, aprovechar oportunidades y ser muy perceptivo, proactivo, ordenado y ejecutivo, dado que en un emprendimiento nadie hace las cosas por uno.

Uno de los puntos centrales para el crecimiento de un emprendimiento es crear una red de apoyo a partir de familiares, amigos, centros de formación emprendedora, consultoras especializadas, institutos científicos y técnicos, clubes de inversores ángeles y otros entidades que permiten desde uno llegar a muchos, algo simple que se suele olvidar.

En este sentido, en la Argentina, existen varias instituciones que brindan ayuda en cada etapa del emprendimiento. Así, unirse a una red de emprendedores permite acceder a:

  1. Ayuda para validar la idea y armar un modelo de negocios. Los expertos que conforman la red evalúan la capacidad de esa idea para satisfacer una necesidad específica y asesoran en el armado del modelo de negocios.
  2. Una red de mentores. Los mentores son personas con experiencia en su área de trabajo que comparten aprendizajes y errores atravesados y que suman valor al equipo emprendedor.
  3. Inversores. Para iniciar un negocio o para hacerlo crecer, se necesita capital. En ese sentido, estas organizaciones actúan como un nexo, poniendo en contacto al emprendedor con personas interesadas en invertir en su proyecto.
  4. Capacitación. Es indispensable seguir formándose en las diversas áreas que involucran un negocio y entrenarse en el desarrollo de habilidades gerenciales.
  5. Conocer otras experiencias. El contacto con otros emprendedores permite conocer diferentes experiencias, hacer negocios y, en muchos casos, compartir problemáticas y oportunidades. Vincularse y escucharse es una manera de aprender tanto de lo que sale bien como de las equivocaciones.

Hoy los errores son parte del proceso emprendedor, que requiere ser valorado y capitalizado en aprendizaje para reconocer la curva de aprendizaje. Los inversores apuntan a emprendedores que se hayan equivocado al menos dos o tres veces puesto que esta es una manera de verificar la capacidad de aprendizaje rápido y dinámico con alta performance y resultados, ya que los errores, por lo general, son en distintas áreas, y requiere múltiples enfoques y capacidades complementarias para ser resueltos

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres