Contenido

12 de julio 2016

6 pasos para armar una vidriera efectiva

La vidriera es el principal vehículo de comunicación y el primer contacto de los clientes con tu local. No desaproveches este canal y diseñala teniendo en cuenta estos puntos.
$.-

La vidriera es el primer contacto La vidriera tiene que contarnos un cuento; invitarnos a ser parte de la historia que termina en el local del cliente con un local y la cara de la marca. Su propósito es atraer la atención del público que circula frente a ella, comunicar la propuesta de valor y, finalmente, conseguir que el cliente ingrese y compre. "Son la mejor herramienta de marketing; no la tenemos que pagar ya que son parte de nuestro negocio", destaca Mariana López Rey, diseñadora de interiores.

En la Argentina, las vidrieras de la marca de indumentaria para chicos, Cheeky, se caracterizan por su originalidad, gran atractivo y por ofrecer una experiencia al consumidor. Hace unos años, por ejemplo, ambientó algunas de ellas con kilos de dulces formando un paisaje navideño.

Pero para armar una vidriera efectiva no hacen falta grandes despliegues. Tené en cuenta los siguientes pasos que recomiendan las expertas Flora Dallochio y Mariana López Rey y poné manos a la obra:

  1. Definir el mensaje. La vidriera es el principal canal de comunicación con los clientes y, como tal, debe reflejar lo que la marca quiere comunicar, sus atributos diferenciadores, para transmitir un mensaje coherente con el resto de los elementos que integran la identidad de la marca (nombre, logo, packaging, etc.).
  2. Conocer al cliente. Es indispensable hacer un análisis profundo del mercado para entender quién es nuestro público, qué experiencias busca a la hora de comprar, qué productos desea y qué lo motiva a convertirse de "observador a comprador".
  3. Contemplar la locación. La ubicación de nuestro local también será un factor determinante. No es lo mismo estar ubicado a la calle que estar dentro de una galería o un centro comercial. Es importante analizar también los locales que lo rodean, identificar aquellos aspectos de mi local que pueda realzar para llamar la atención y diferenciarme del resto.
  4. Elegir un punto focal. Para que una vidriera sea atractiva, tiene que tener una idea, un tema, hay que elegir un punto donde el ojo de quien pasa se sienta atraído y frene. Este punto debe ser lo suficientemente original para que se destaque del entorno. A partir de él, trazar un recorrido con elementos atractivos bien compuestos para que el ojo siga leyendo la historia que queremos contar.
  5. Evitar el desorden. El caos, la saturación de objetos e información y la falta de una idea que funcione como hilo conductor impiden entender qué se está vendiendo y terminan abrumando al cliente.
  6. Apelar a la creatividad. Para que la vidriera atraiga público, debe ser original y tener personalidad. En este sentido, las expertas aconsejan alimentar la creatividad a partir de imágenes de distintas artes y disciplinas. Caminar por las ciudades y ver qué hacen las grandes marcas también ayuda. Las redes sociales, los blogs y libros especializados son una alternativa al momento de inspirarnos.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres