Contenido

19 de julio 2016

7 consejos para emprender con amigos

Si estás pensando en arrancar un negocio con un amigo, tené en cuenta qué aconsejan quienes ya transitan este camino.
$.-

Para todos ellos, sobran motivos Invertir tiempo en afianzar y disfrutar de la amistad repercutirá de forma positiva en el negocio para emprender con amigos, pero tienen en claro que la regla número uno es que la amistad está por sobre todas las cosas. Partiendo desde allí, Tienda Suárez, Empírica, Lazos, Mesh Intimates, Politi+Hansen y Aurora comparten consejos para aquellos que estén pensando en aventurarse en un proyecto con un amigo:

  • Animarse a tomar el desafío. Si hay un deseo compartido y convencimiento de que es el camino acertado, por qué no probar. Con reglas claras que protejan el vínculo, no hay de qué temer ¡Y la mejor parte es cuando vienen los logros, porque se festejan el doble!
  • Diferenciar los roles. Para no correr el riesgo de que el trabajo tiña todos los ámbitos y estar en un asado de domingo discutiendo cuestiones del negocio, es importante resguardar los espacios de amistad.
  • Estar abiertos al diálogo. Hablar mucho, ante cada ruido que pueda surgir, por pequeño que parezca, para evitar malentendidos mayores. Dialogar es fundamental al momento de tomar decisiones y llegar a un acuerdo. Los emprendedores aconsejan mantener canales regulares de comunicación y encuentros periódicos para intercambiar la marcha del negocio.
  • Ser sinceros y confiar. La franqueza no solo se pone en juego en el decir, sino también en la escucha. Se trata de confiar en la mirada del otro, sus conocimientos y experiencia. La ventaja con la que corren los amigos es que se conocen mucho y esto puede ayudar para ver cómo plantear un tema.
  • No juzgar. Parte de la escucha abierta, consiste en evitar juzgar las acciones del otro para darle la posibilidad de que nos explique el motivo de sus decisiones o forma de conducirse. Así, se logran transformar las diferencias en un crecimiento tanto para la empresa como personal.
  • Acordar que la amistad está por encima. Invertir tiempo en afianzar y disfrutar de la amistad repercutirá de forma positiva en el negocio. Hay que tener en cuenta que, para que el negocio prospere, el vínculo también debe hacerlo. Y, si en algún momento sienten que la amistad peligra, encontrar caminos para salir del negocio y proteger la relación.
  • Disfrutar y divertirse. De nada sirve emprender con un amigo para pasarla mal. Si se logra concretar el sueño, aprovechar para crear un ambiente de trabajo motivante, donde prime un clima agradable. Divertirse no tiene por qué ir en contra de trabajo duro y profesionalismo.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres