Contenido

26 de julio 2016

5 etapas de un equipo de trabajo

Articular el trabajo de varias personas para formar un verdadero equipo, explican los expertos, requiere pasar por varias fases. Claves para gestionarlas.
$.-

¿Estás armando un equipo de En cada etapa de un equipo de trabajo la atención de sus miembros está puesta en lugares diferentes: sus compañeros, el liderazgo, las reglas, la tarea, el futuro. trabajo? Tené en cuenta las siguientes etapas, típicas de todo equipo, para gestionar a tu gente y conseguir mejores resultados:

  • Etapa 1. Formación del equipo. Cuando se reúnen varias personas con el fin de formar un equipo de trabajo, no importa su perfil (empleados, proveedores, socios, etc.), es imposible esperar resultados rápidamente. Durante las primeras reuniones o tiempo juntos, el foco está puesto en conocerse y entender las motivaciones y expectativas propias y de los demás miembros del grupo, antes que en el trabajo en sí mismo. Objetivos claros, selección de personas con experiencia en trabajo en equipo, y actividades para "romper el hielo" pueden acelerar el proceso de creación de equipos eficaces.
  • Etapa 2. Tormenta. A medida que las personas se conocen y evalúan, suelen surgir conflictos por el liderazgo del grupo. ¿Quién decide cómo se va a trabajar? ¿A quién se consulta cuando hay problemas? ¿Detrás de qué visión se alinean los esfuerzos? Las pujas por el poder y la creación de subgrupos pueden trabar los avances del equipo. Utilizar actividades de fortalecimiento de equipos de trabajo puede ayudar a identificar y resolver los problemas centrales para el funcionamiento grupal.
  • Etapa 3. Normalización. Si se logran superar las tormentas, los equipos avanzan hacia una etapa en la que quedan claras las reglas para el funcionamiento, aun cuando no se hagan explícitas. Quién lidera, qué roles debe cumplir cada uno, cómo se trabajará, qué está permitido y qué no.
  • Etapa 4. Rendimiento o desempeño. Con un rumbo claro y superados los conflictos de integración del equipo, por fin se puede poner las energías en el trabajo. En poco tiempo puede lograrse lo que durante las primeras etapas parecía imposible y todos trabajan tras la consecución de los objetivos. Muchos equipos resultan ineficaces porque nunca logran avanzar totalmente hasta esta etapa. Los equipos bien constituidos y aceitados, en cambio, pueden rápidamente volcarse a una nueva tarea y alcanzar el mejor desempeño sin nuevos conflictos.
  • Etapa 5. Desarticulación. Cuando el grupo ya está cerca de finalizar su tarea, por lo general la atención decae, ya que cada persona comienza a preocuparse por lo que viene a continuación. Mantener el foco y la motivación es tarea esencial del líder para que el desempeño permita alcanzar los objetivos propuestos.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres