Contenido

09 de agosto 2016

7 claves para aprovechar el crédito bancario

Los bancos ofrecen préstamos y otras opciones de crédito para pymes. ¿Sabés cómo aprovecharlas?
$.-

Encontrar financiación para Obtener un préstamo es más simple de lo que parece, si tenés objetivos claros y una empresa formalizada. la pyme nunca ha sido una tarea sencilla. Son muchas las incertidumbres y pocas las certezas. Sin embargo, no solo es posible sino imprescindible para negocios en crecimiento.

El financiamiento bancario puede ser más útil y rápido que invertir dinero propio o incorporar socios capitalistas. Por eso, te brindamos algunos consejos para que puedas acceder al crédito bancario y hacer crecer tu negocio:

  1. Perdele el miedo al crédito. Usar el dinero de otros para hacer crecer tu negocio encierra algunos riesgos, pero también muchas ventajas. Si aprendés a usar el crédito con criterio podés apalancar tu negocio para aprovechar oportunidades y ganar competitividad.
  2. Prepará tu empresa para conseguir préstamos. La informalidad, la falta de registros, la carencia de balances formales y de proyecciones de negocios atenta contra las posibilidades de financiamiento en condiciones razonables. Hablá con tu contador o asesor financiero y organizá la información para presentar un caso sólido frente a la institución crediticia, sobre todo si se trata de tu primer crédito.
  3. Tené objetivos claros. Obtener un préstamo para un fin específico es más simple y económico que pedir dinero para uso general. Con la documentación adecuada, un poco de paciencia y un proyecto bien presentado que muestre qué vas a hacer con el dinero y cómo vas a pagar las cuotas, llegar a obtener el dinero que solicitás no es difícil.
  4. Aprovechá las tasas negativas. De tanto en tanto se presentan oportunidades de financiamiento barato a través de tasas más bajas que el promedio, menores a la inflación o al costo de tu propio capital. Puede ser una situación coyuntural o formar parte de líneas de crédito promocionadas en las que tu empresa podría calificar (por ejemplo, para maquinaria, exportación, ampliación de instalaciones, etc.). Esto resulta particularmente ventajoso ya que podés aumentar el capital sin que el repago del dinero se convierta en una carga pesada para el flujo del negocio. Apoyate en tu contador para hacer una evaluación de tu caso.
  5. Los requisitos (y papeles) no son tantos. Muchos emprendedores se dan por vencidos ante la supuesta burocracia que implica pedir un préstamo, pero si tu negocio está formalizado y con sus registros al día, tu empresa ya podría calificar para diferentes líneas de crédito.
  6. Sabé que los bancos también quieren (y necesitan) dar préstamos. El sistema bancario funciona sobre la base de la circulación del dinero. Los bancos tienen entre sus objetivos la colocación de cantidades de dinero en préstamos a empresas calificadas.
  7. Considerá todas las formas de financiarse. Dependiendo de cuál sea tu necesidad, los bancos ofrecen una variedad de opciones con diferentes costos y requisitos. Asesorate en tu banco para encontrar las líneas que mejor se adapten a tus necesidades.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres