Contenido

23 de agosto 2016

Préstamos: 4 elementos esenciales

Este modelo simple puede ayudarte a entender la variedad de préstamos que existen en el mercado, y a los que tu pyme podría acceder.
$.-

A veces se otorga una connotación Como cualquier herramienta, la utilidad del crédito dependerá en gran medida de nuestra propia habilidad para utilizarlo negativa al préstamo, como si fuera algo a evitar o un último recurso. Es verdad que nos obliga a comprometernos como deudores y nos expone al escrutinio por parte de los bancos. Pero a su vez, los préstamos pueden constituir una poderosa herramienta para gestionar e impulsar nuestro negocio. Como cualquier herramienta, su utilidad dependerá en gran medida de nuestra propia habilidad para utilizarla correctamente.

Utilizar el crédito de formar racional y eficiente para el negocio implica poder contestar preguntas como: ¿es ahora el momento para tomar un préstamo?, ¿es realmente financiación lo que me está haciendo falta para hacer crecer mi negocio?, ¿cuánto debo pedir ya quién?

Si abordamos todas estas inquietudes a la vez, probablemente nos desbordemos y nos frustremos antes de empezar. Es por eso que proponemos en esta nota concentrarnos en los cuatro elementos básicos que constituyen un préstamo. Analizarlos uno a uno nos permite saber qué tipo de crédito necesitamos.

  1. Destino. Para qué vas a usar el préstamo es probablemente el aspecto más importante, porque condiciona la manera de abordar el resto de los puntos. No es lo mismo financiar la compra de una máquina, de un automóvil o de un nuevo terreno. Indistintamente del monto, la condición ideal es que sea el mismo préstamo el que genere la base para su reembolso. Por ejemplo, si vamos a utilizar el dinero para comprar más materia prima, deberían ser las ventas del producto terminado las que generen los fondos para pagar las cuotas. Existen distintas líneas y tipos de préstamos de acuerdo con el fin específico.
  2. Tiempo de repago. No siempre más plazo es mejor. El que presta el dinero probablemente busque reducir los tiempos de repago para minimizar el riesgo crediticio. Pero como receptores de un préstamo debemos utilizar el entendimiento de nuestra empresa e industria para saber de antemano cuál sería un plazo razonable para que la cuota sea accesible, sin que la devolución se extienda innecesariamente en el tiempo. ¿Necesito un periodo de gracia para la puesta en marcha de la máquina que voy a comprar? ¿Cuál es la cuota máxima que puedo afrontar? ¿Cómo es la cuota respecto a mi flujo de fondos?
  3. Tasa. Es imprescindible analizar las ofertas de varias entidades y buscar líneas de crédito adecuadas a necesidades específicas, ya que suelen ofrecer mejores condiciones (por ejemplo, líneas productivas, que buscan beneficios especiales para pymes). Algunas de las variantes de las tasas, o precio del dinero, es si se trata de fijas o variables, sobre qué montos se calculan y cómo están expresadas (nominales versus efectivas). Hay que tener en cuenta también otros costos que puedan sumarse a las tasas, constituyendo el Costo Financiero Total (CFT).
  4. Garantía. Los bancos pueden pedir garantías de distinto tipo para asegurarse que el dinero será devuelto. ¿Los bienes que vas comprar con el préstamo pueden funcionar como tales (ej. vehículos)? ¿Podés responder con otros avales o tenés que buscar ofertas que no exijan garantías?

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres