Contenido

30 de agosto 2016

SGR, leasing y otras garantías especiales

En ciertas operaciones, garantías sofisticadas como warrants y SGR, entre otras, pueden ayudarte a respaldar solicitudes de financiamiento bancario. Qué son y cómo funcionan.
$.-

Para complementar una solicitud Se han desarrollado en el mercado instrumentos como warrants, leasing y SGR para facilitar el acceso a créditos garantizados de financiamiento bancario o mejorar sus condiciones podés utilizar garantías personales o reales típicas, o algunas de estas garantías especiales, desarrolladas para facilitar el acceso al crédito.

Las operaciones de warrants, por ejemplo, funcionan dejando en garantía en un depósito precintado cierta mercadería que en general es de fácil liquidación, por ejemplo, granos y otros "commodities" (productos que tienen un mercado tan fluido que el precio es conocido por todo el mercado). Estos productos en depósito garantizan a quien presta el dinero que el solicitante tiene respaldo económico para devolverlo, o bien, que podrá obtenerlo, en última instancia, con la venta de estos bienes. En algunos casos se requiere el traslado de la mercadería o su guarda en depósitos especiales, mientras que en otros solo se trata de una operación en los papeles, dejando los bienes en custodia de la misma empresa, bajo ciertas condiciones de seguridad.

Otra operatoria especial de crédito garantizado es el leasing, donde el bien queda a nombre del que otorga la financiación, mientras el tomador paga por este bien un canon (alquiler/cuota) durante el plazo acordado. Tiene por ley beneficios impositivos para el tomador que, al finalizar el plazo acordado puede adquirir el bien remanente a un precio privilegiado. Suele aplicarse para bienes registrables de cierto valor, e incluye en sus costos gastos adicionales como pedidos de certificados, registros de propiedad o automotor y honorarios de escribanos y gestores.

Es importante destacar que tanto el warrant como el leasing se rigen por leyes específicas que imponen determinadas condiciones en su aplicación. Informate para saber si tu empresa califica para acceder a este tipo de operaciones.

Otra operatoria especial son las SGR (Sociedades de Garantías Recíprocas), creadas para mejorar el acceso de las pymes a financiamiento, a través del otorgamiento de avales. Las SGR emiten estos avales luego de hacer una evaluación independiente que permita estimar la capacidad de pago del solicitante.

Un aval de una SGR, en términos generales, puede mejorar la factibilidad de otorgar una financiación, ya que la SGR presenta el aval al banco y, en caso de no pago por parte de la empresa tomadora del crédito, es esta misma sociedad la que cancela la deuda y se ocupa luego del proceso de recupero con el tomador original del crédito. Es decir, que aumentan la credibilidad y el respaldo de las pymes ante las entidades de crédito.

Hay que tener en cuenta que la SGR cobra una comisión sobre el aval que otorga, por lo que encarece el crédito, pero el banco, cuando el avalista es una SGR, suele bajar la tasa, lo que en general compensa este sobrecosto.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres