Contenido

01 de septiembre 2016

Capital de trabajo, en 3 preguntas

¿Cuánto dinero hace falta para que tu negocio funcione? El capital de trabajo es vital para mantener tu empresa en marcha.
$.-

El concepto de capital de trabajo Una parte del dinero permanece siempre dentro del negocio, circulando entre compras y ventas es central para todo negocio. A continuación, algunas preguntas y respuestas acerca de lo que necesitás saber para entenderlo y administrarlo mejor en tu empresa.

1. ¿Qué es el capital de trabajo?

Para que una empresa funcione, no solo es necesario realizar una inversión inicial para ponerla en marcha, sino que luego, una vez en actividad, una parte del dinero permanece siempre dentro del negocio, circulando entre compras y ventas.

Este dinero que corre por las venas de toda empresa es lo que se conoce como "capital de trabajo", "capital circulante" o "fondo de maniobra". Se trata del dinero que permite que el negocio se mantenga en funcionamiento en el corto plazo.

Por lo general, es una parte del capital o de los aportes de los socios, que se utiliza para financiar la actividad y cubrir diferencias entre, por ejemplo, plazos de cobranzas y de pago. Está formado por dinero en efectivo, plata en el banco, mercadería, deudas de clientes y otros activos de relativa liquidez, menos el dinero adeudado en el corto plazo.

2. ¿Cómo se calcula?

Técnicamente, se trata de la diferencia entre el dinero del que la empresa dispone en el corto plazo (efectivo, cuentas bancarias, mercaderías, etc.) y el dinero que la empresa debe a terceros en el mismo plazo (facturas de proveedores, sueldos pendientes de pago, impuestos adeudados, cuotas, etc.).

Capital de trabajo= activo corriente – pasivo corriente

Un contador puede ayudarte a calcularlo con precisión, analizar su composición y estimar el nivel óptimo para tu negocio, pero con algunos simples cálculos podés darte una idea de su magnitud y su importancia para tu empresa. Pensá cuál es la cantidad de fondos que debés mantener inmovilizada en el negocio para evitar poner en peligro su funcionamiento normal. Para algunas pymes resulta un monto muy importante que siempre está metido en el negocio (por ejemplo, si deben comprar y pagar mercadería o insumos por anticipado), mientras que para otras no lo es tanto (por ejemplo, empresas de servicios o empresas comerciales que pagan a plazos pero cobran de contado).

3. ¿Por qué debo conocer el capital de trabajo de mi negocio?

Muchos negocios fracasan por no tener en cuenta el capital de trabajo que necesitan, tanto al estimar la inversión necesaria para funcionar como una vez en marcha. Si se retira dinero sin anticipar que luego habrá que pagar gastos, o se realizan inversiones que dejan el negocio sin fondos disponibles para operar, se pierde el equilibrio patrimonial que indica este dato.

Si el cálculo del capital de trabajo resulta negativo, significa que se está usando algún tipo de palanca externa para funcionar, por lo que puede ser necesario revisar si no hace falta mejorar la liquidez para evitar problemas o requerimientos extraordinarios de dinero en el futuro.

Si, en cambio, es positivo, implica que existe un margen para realizar inversiones o retiros, o cubrir operaciones a corto plazo sin tener que recurrir a financiamiento adicional. Esta situación permite asegurar que se puede mantener la actividad y da capacidad de maniobra para reaccionar frente a la competencia.

La incapacidad de financiarse en el corto plazo puede llevar al cierre de negocios que serían viables a más largo plazo. El acceso al crédito resulta así vital para que muchas pymes puedan ampliar o reforzar el capital de trabajo que necesitan para sostenerse en el mercado y crecer.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres