Contenido

06 de septiembre 2016

3 dimensiones del emprendedor exitoso

Emprender implica identificar cuáles son nuestros talentos y pasiones, pero también tener en claro qué necesidad del mercado satisfaceremos.
$.-

Existe una parábola del poeta griego Arquiloco El concepto del erizo desarrollado por Jim Collins ayuda al emprendedor a focalizarse en tres áreas principales: la pasión, el talento y el motor económico. que dice que el zorro sabe muchas cosas, pero el erizo sabe una cosa grande. En la parábola, el zorro utiliza una variedad de estrategias para tratar de atrapar al erizo. Se cuela, se abalanza y se hace el muerto. Y, sin embargo, cada vez, se aleja derrotado, con una nariz llena de espinas. El zorro nunca se entera de que el erizo sabe hacer una cosa a la perfección: defenderse a sí mismo.

Isaiah Berlin, en su conocido ensayo "El zorro y el erizo", aplicó la parábola anteriormente citada al mundo moderno y separó a la sociedad en dos grandes categorías de personas: los zorros y los erizos. Jim Collins, en el año 2001, publicó posteriormente una versión de la parábola aplicada a la gestión de organizaciones en su influyente libro Good to Great.

Así, el "zorro" sabe muchas cosas porque acepta diferentes enfoques y múltiples verdades, reconociendo distintas visiones del mundo. Se mueve con inteligencia persiguiendo muchos objetivos e intereses al mismo tiempo, pero su falta de foco genera dispersión y ambigüedad. La persona estilo "zorro" inicia su emprendimiento con gran entusiasmo, pero tras el empuje inicial, pierde su impulso e interés.

El "erizo", en cambio, ama lo que hace, se ha especializado, entiende solo una cosa pero sabe todo sobre el tema, es capaz de simplificar el mundo y centrarse apasionadamente en una visión global. Es esta percepción la que le permite ver lo esencial en medio de la complejidad y descartar el resto para alcanzar sus objetivos.

El concepto del erizo desarrollado por Jim Collins ayuda al emprendedor a focalizarse en tres áreas principales: la pasión, el talento y el motor económico. Comprender cada una de estas dimensiones y su intersección es lo que te guiará hacia el éxito:

  • Pasión: Identificar tus pasiones puede ser en sí mismo todo un reto ya que la pasión no siempre se presenta de forma evidente en nuestras vidas. De hecho, la mayoría de las personas necesitan pensar en ello durante meses e incluso años. Encontrar tu pasión significa pensar en tus motivaciones y tus valores, en aquello que te inspira a crear algo propio y distintivo. Después de todo es la pasión la que mueve al mundo y a las personas exitosas.
  • Talento: En esta dimensión, tu objetivo es entender aquello en lo que sos bueno y podés hacer mejor que cualquier otra persona. También implica tener la capacidad de reconocer aquello en lo que no sos fuerte. Hay que ser honesto al considerar estos puntos débiles y recordar que no ser bueno en determinadas áreas está bien y te permitirá rodearte de aquellas personas que complementen tus fortalezas.
  • Motor económico: Es muy importante identificar tus pasiones pero al mismo tiempo poder vivir de ellas. Para eso deberás comprender las necesidades no cubiertas de tus clientes y expresar esta visión bajo un denominador económico que te permita ganar dinero y generar ganancias sostenibles en el tiempo.

De esta manera, el concepto del erizo se desarrolla en la intersección de los tres círculos y lleva a reflexionar sobre la necesidad de construir futuro con base en nuestras fortalezas y a través del motor de nuestras pasiones, generar valor sin perder la simplicidad. En suma, diversos autores han encontrado en sus investigaciones que quienes llevan sus compañías de manera sobresaliente, en general son los emprendedores erizo los cuales con una pasión bien definida y un objetivo claro, poseen una coraza que los convierte en ganadores.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres