Contenido

La difícil tarea de irse de vacaciones

Para los emprendedores o dueños de pyme, irse de vacaciones no es sencillo. Nadie se las paga, no tienen a quién dejar a cargo y, si logran sortear los obstáculos, son capaces de pasarse las vacaciones pegados al celular. ¿Cómo lograr el descanso anual cuando toda la responsabilidad de una empresa está sobre nuestros hombros?
$.-
Romina, dueña de una pyme productoraLa posibilidad o no del "desenchufe" depende en gran medida de la capacidad de la empresa para funcionar sin sus dueños. y distribuidora de alimentos, se premió el trabajo del año con unas vacaciones en Paris. Pero volvió más estresada de lo que se fue. Mientras paseaba por el Museo del Louvre o almorzaba crepes en el Barrio Latino con su marido, debía atender llamados y contestar emails urgentes. "Parecía a propósito", cuenta Romina. "En los veinte días que estuve de viaje, se traspapelaron cheques a depositar, la empresa de transporte con la que trabajamos hace 15 años dejó de brindarnos el servicio, un supermercado dio de baja la línea de productos que le proveíamos, y renunció la encargada de producción".

Romina tuvo mala suerte, pero a quienes emprendemos, no nos suena raro su relato. La gran pregunta frente a las vacaciones es: ¿se puede estar totalmente desconectado? Santiago, al frente de otra empresa del mismo sector, asegura que sí. Tiene la filosofía de tomarse vacaciones al 100%. Este verano irá a Estados Unidos con su esposa y sus tres hijos a disfrutar tiempo en familia. "Ya todos saben que cuando me voy, se las tienen que arreglar por su cuenta", explica."Por supuesto que dejo todo bien organizado, y la mayoría de los asuntos que parecen urgentes pueden esperar dos semanas a que regrese. Cuando hay una emergencia real, tienen el teléfono de alguien que me puede ubicar".

La posibilidad o no del "desenchufe" depende en gran medida de la capacidad de la empresa para funcionar sin sus dueños. Mientras más grande y profesionalizada, mayor autonomía (¡aunque también mayor tamaño de los problemas!) Pero otra parte del asunto está en la personalidad del emprendedor. Incluso en pymes consolidadas, con gerentes por área, puede ser que al dueño le cueste largar el mando durante su ausencia. El problema ahí trasciende el período de vacaciones, y es aconsejable descentralizar la toma de decisiones (Ver Delegar: 7 claves y Aprendiendo a delegar).

Muchos de los inconvenientes a la hora de irse de vacaciones, pueden resolverse con una adecuada planificación. Algunos consejos para poder hacer realidad "el merecido descanso":

  • Informá a tus clientes y proveedores sobre tus fechas de vacaciones con bastante tiempo de antelación. Esto puede además resultar beneficioso para acelerar el cierre de temas pendientes.
  • Dejá un teléfono para urgencias. No es conveniente que sea tu celular porque puede haber criterios diversos sobre el significado de "urgencias"... Brindá el número de un tercero que pueda contactarte. Una opción para dar una imagen profesional durante tu ausencia (y no perderte llamados de clientes potenciales), es contratar un centro de mensajes o un servicio de asistente virtual.
  • Asegurate de dejar en claro quién está a cargo de qué durante tu ausencia. Delegá las responsabilidades con claridad.
  • Si tu empresa es unipersonal, podés delegar algunos asuntos a tu contador o abogado, o a algún familiar responsable. Hacelo con tiempo y asegurate de poner a la persona elegida al tanto de los temas del momento, dejándole toda la documentación, contactos e información que pueda necesitar.

Una vez de vacaciones, si te resulta imposible ponerte en modo "no disponible", fijá un horario en el día para revisar y contestar mensajes. Luego... ¡descansá! ¡Te va a hacer falta!

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres