Contenido

01 de noviembre 2016

Claves para un buen clima laboral

La calidad del clima laboral incide directamente en la productividad y en los resultados del negocio. Consejos para crear un ambiente de trabajo motivador en tu pyme.
$.-

El clima en las organizaciones Son las personas las que hacen y contribuyen al clima organizacional hace a la calidad de vida profesional de los colaboradores. Si bien la conducción, dirección y cultura también contribuyen a edificar el clima, sostenerlo y reivindicarlo, quienes conforman las estructuras (los propios empleados) hacen que trabajar en cierta área o sector o en una empresa en particular sea más o menos ventajoso en términos de "clima laboral". Son las propias personas las que hacen y contribuyen al clima organizacional. Tal como dice una máxima de Aristóteles: "Somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito". Esta misma máxima podría trasladarse en relación a la contribución que como jefes, colaboradores y compañeros generamos en relación al clima laboral.

Es importante destacar que un buen clima laboral impacta directamente en los incrementos de la productividad, por ende en los resultados del negocio. De allí la importancia de fomentarlo y sostenerlo.

Además, un buen clima laboral contribuye a:

  • La atracción y retención de los recursos humanos más valiosos.
  • Estimular la innovación y creatividad.
  • Optimizar la comunicación interna.
  • Generar cohesión en los equipos humanos.
  • Potenciar el impacto persuasivo de los mensajes de venta sea cual fuese el producto o servicio que trabaje la organización.
  • Fortalecer las relaciones con los clientes, impactando en su fidelización y ventas.

¿Cómo lograr un buen clima laboral? Aquí te acercamos algunas claves:

  1. Punto de Partida – Información es poder. En primer lugar, realizar una medición, un estudio de clima organizacional que permita a la organización comprender dónde está parada, cuál es su situación y detectar las fortalezas y oportunidades de mejora que siempre existen en toda organización. La información es clave para todo proceso de toma de decisiones y esto nos permitirá desarrollar estrategias a medida de cada realidad organizacional.
  2. Pensar y desarrollar estrategias de compensación total. El Work Life Balance (equilibrio trabajo y vida personal), como un elemento diferencial en el marco de la compensación total (aquella que va más allá del salario neto del bolsillo), se refiere a todas aquellas políticas organizacionales y prácticas que nivelan la carga laboral con el espacio personal, generando un impacto emocional y de pertenencia en los colaboradores. Es un concepto integral y superador, que cuida desde una perspectiva sistémica el bienestar humano, la satisfacción personal, y tiene su impacto en la productividad y resultados de la organización. Un correcto y sustentable equilibrio entre lo laboral y lo personal repercute en contar con colaboradores con mejor salud física y mental, mayor motivación y satisfacción (y menor rotación no deseada), impactando en el clima laboral ya que sienten que pueden nivelar su proyecto de vida en la organización a la que confían sus conocimientos y habilidades. A su vez, es clave contar con sistemas de compensación (por ejemplo sistemas de evaluación de desempeño) que permitan atraer, retener y motivar a colaboradores capaces de lograr resultados concretos y observables. Esto requiere, en consecuencia, "compensar" a nuestros colaboradores de manera tal de reconocer sus aportes, contribuciones y los resultados alcanzados.
  3. Trabajar en la comunicación: la comunicación y el buen clima en las organizaciones son dos conceptos que están íntimamente relacionados. Cuando la comunicación se gestiona de forma eficiente, no solo se mejora el clima laboral sino el desempeño y rendimiento individual y, por ende, el organizacional. En los procesos de comunicaciones internas de la empresa, un simple rumor basado en creencias distorsionadas acerca de lo bueno o malo por venir, crece y se expande como un huracán, dinamitando la confianza y la visión compartida de todos los integrantes, atentando contra los resultados del negocio. Por eso, la comunicación es clave.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres