Contenido

18 de octubre 2016

Guía rápida de costos: ¿cuánto vale lo que vendo?

Conocer bien los costos de lo que vendemos ayuda a fijar precios y tomar decisiones. ¿Qué son y qué tipos existen? Información básica para empezar a trabajar sobre el valor de los productos o servicios que vendés.
$.-
Tanto para evaluar un proyecto de Conocer con precisión los costos reales de lo que se vende ayuda a fijar precios, estimar ganancias y planificar los aspectos económicos del negocio.inversión, como para fijar precios y tomar decisiones, es vital conocer, o al menos estimar, los costos reales de los productos o servicios que ofrece la empresa. No hace falta que te conviertas en contador o experto en costos, pero sí que conozcas los fundamentos para operar tu negocio e interactuar con los especialistas.

Para empezar, a pesar de que ambos conceptos son salidas de dinero, es vital diferenciar el costo del gasto:

  • El costo representa el valor total de los recursos empleados para producir un bien o servicio.
  • El gasto representa el valor de los recursos empleados para administrar la empresa y llevar a cabo las ventas.

Conceptualmente, el costo forma parte del producto, mientras que el gasto es el dinero que se utiliza para realizar la comercialización de los productos y mantener la empresa en marcha.

En la práctica, los costos se suelen clasificar de la siguiente manera para facilitar su registro:

  • Directos. Son todos aquellos que pueden asociarse con precisión al producto o servicio (por ejemplo, la harina en una panadería, el cuero en un taller de carteras, la mano de obra que los elabora).
  • Indirectos. Son aquellos que no pueden asignarse con precisión y por tanto se prorratean o distribuyen entre varios productos (por ejemplo, el aceite para los moldes o la leña para el horno en una pizzería).

También se los puede distinguir entre variables, que aumentan o disminuyen con las unidades producidas (típicamente la materia prima), y fijos, que son aquellos cuyo valor no depende del nivel de actividad (por ejemplo, el alquiler del local de una heladería).

En las empresas complejas es necesaria la ayuda de un contador o analista financiero para introducir un sistema de costeo completo, que agrupe y clasifique todas las erogaciones según el rubro de la empresa y permita conocer en todo momento el costo unitario de cualquier producto o servicio prestado.

Para un emprendedor individual o una empresa chica que produce pocos bienes o servicios simples, alcanza con registrar y clasificar todas las salidas de dinero de la empresa para determinar el costo unitario total (la suma de los costos variables y los costos fijos dividida por la cantidad de productos elaborados), que es el que interesa para fijar los precios, estimar las ganancias y proponer reducciones de costos y gastos.

Empezar a conocer con precisión los costos reales de lo que se vende no solo es una forma de conocer las ganancias reales, también ayuda a buscar ineficiencias y gastos innecesarios en la empresa. ¿Ya sabes cuánto vale lo que vendés?

Compartí

5

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

1 comentarios
Gabriel Sequino · Hace 26 meses

Es muy importante, saber de los costos fijos que se tienen en el emprendimiento, cuanto influyen, por el nivel de ventas promedio mensual, en el precio unitario del producto. Muchas veces, los alquileres, sueldos de adminitración, reserva para reposición de Activo Fijo y demás valores, no se consideran, lo cual generan un precio de venta que no cubre la totalidad de las cuestiones correspondientes, y con el paso del tiempo, esto se convierte en un escoyo que no permite a la empresa, poder reinvertir las utilidades, por no haberse producido en los períodos anteriores, debiendo pedir créditos que muchas veces, terminan por complicar la situación financiera del ente. Hacer un buen análisis de los costos (completo), a veces, pone al descubierto, algunas falencias que no se consideraron en su momento. Siempre es tiempo para saberlo. Saludos.