Contenido

Mi primer logo

El logo es la representación gráfica de tu marca, uno de los activos intangibles más importantes de tu empresa. Por eso, no debe improvisarse su elaboración, sino planearla cuidadosamente. ¿Qué factores clave deberías tener en cuenta para el diseño de tu primera imagen pública?
$.-
El logo es un elemento imprescindible  La creación del logo no puede quedar librada al azar. Éste cumple la importante misión de transmitir el mensaje que la empresa quiere dar a conocer.en la imagen de una empresa: permite identificarla, diferenciarla de las demás y transmitir un mensaje determinado, que se incorpora inmediatamente en el inconsciente de los clientes. ¿Qué aspectos deberías tener en cuenta a la hora de encargar o realizar tu primer logo, para no desaprovechar su potencial y lograr que perdure en el tiempo? (ver "¿Es hora de cambiar el logo?")
  • Simplicidad. Debe poder entenderse a simple vista, sin requerir demasiado tiempo o análisis. Recargarlo con imágenes, colores o conceptos puede tornarlo incomprensible. Lo fundamental es el mensaje que se quiere transmitir, sin ambigüedades. Un logo sencillo no solo se identifica con facilidad, sino que se recuerda mejor.
  •  Tipografía adecuada al mensaje. Es fundamental que las palabras que forman parte del logo resulten legibles. Los tipos de letra elegidos deberían ser fácilmente identificados con la marca, para el caso en que se utilice por separado. La tipografía también aporta en sí misma un mensaje; podés optar por una clásica o una más moderna, una seria o una informal, una gótica o una infantil.
  • Textos adicionales breves. Puede incluir otros textos, además del nombre de la empresa, como su ubicación, la actividad, un slogan, etc. Pero en este caso también se cumple la regla "menos es más", siempre lo primordial es que sea simple.
  •  Colores seleccionados. Los colores también comunican, ya que forman parte del mensaje. No se utilizan los mismos colores para transmitir solidez que innovación, para un jardín de infantes que para un hospital. Resulta aceptable combinar hasta un máximo de tres o cuatro colores, armoniosos entre sí. Es importante tener en cuenta posibles variantes cromáticas, dependiendo del fondo sobre el que se utilice. Debe también realizarse una opción monocromática para las publicaciones que así lo requieran.
  • Tamaño flexible. Seguramente con el tiempo el logo deba aplicarse en diferentes dimensiones. Asegurate de que se vea bien al reducirlo o al ampliarlo. Es importante que al reproducirse a cualquier tamaño requerido no pierda significado o genere confusiones.
  • Equilibrio entre símbolos y texto. Imágenes y palabras no deben verse como piezas aisladas, sino como un solo elemento armonioso, consistente y con las proporciones adecuadas. (ver "¿Qué tipo de logo es tu logo?")
  • Orientación. ¿Horizontal o vertical? En general convienen los logos horizontales, ya que los ojos lo perciben más cómodamente. Suele facilitar, también, la aplicación en entornos de textos y cartelería.
  • Buscar asesoramiento. Si está entre tus posibilidades, lo recomendable es consultar a un especialista que pueda orientarte y sugerirte lo mejor de acuerdo a tu empresa, la actividad que desarrollás y el mensaje que querés comunicar. (ver "El equipo de asesores de la pyme").

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres