Contenido

25 de enero 2017

Lo que tu cuerpo dice: claves para negociar

Lo que tu cuerpo dice: claves para negociar
La comunicación no verbal, aquello que decimos a través de nuestros gestos y expresiones, puede incidir positiva o negativamente en una negociación. Claves para dominarla.
$.-

Como emprendedores Tu cuerpo también habla a la hora de negociar. Además de dominar tus argumentos, prestá atención a lo que dicen tus gestos. y dueños de una pyme, a menudo vivimos situaciones en las que debemos negociar y obtener un buen resultado.

Además de una buena preparación que incluya conocimientos precisos de nuestra contraparte en la negociación y una buena argumentación, el lenguaje corporal desempeña aquí también un rol importante.

Sólo el que es consciente del efecto que puede causar en los demás y conoce los gestos y posturas más importantes podrá ganar a los otros para sí y para sus propios intereses y, al mismo tiempo, analizar su conducta.

Algunas claves para llevar el control de tu lenguaje corporal:

  • Seguridad: el modo en que ingresás en una sala de negociación es importante. Por eso, no te quedés parado en la puerta ni te detengas luego de unos breves pasos. Esto transmitirá la sensación de que falta el coraje suficiente para ingresar en un territorio desconocido. Evitá, además, dar pasos muy pequeños: dan a entender que sos muy cuidadoso o dubitativo, con temor al riesgo.
  • Adecuada postura: la forma de demostrar una sana autoestima es ingresando con una postura corporal erguida, a ritmo apropiado y dando pasos largos que se adecuen al tamaño de su cuerpo. Entonces, es como si tu lenguaje corporal dijera: "Puedo moverme con soltura en un terreno extraño y actuar de modo flexible". Los pasos largos son también una clara señal de que deseas ir hacia delante, estás dispuesto a hacer ciertas concesiones y negociar, e incluso te atreverías a hallar soluciones nuevas en lugar de aplicar sólo los patrones acostumbrados.
  • ¿Mirar con interés?:el contacto visual también puede influir positiva o negativamente en una negociación. Mantené el contacto visual con tu interlocutor siempre que sea posible y evitá mirar el suelo. Tampoco caigas en una mirada concentrada y demasiado focalizada porque puede interpretarse a menudo como un gesto agresivo o como que estás "al acecho".
  • Asentí con la cabeza:una señal que posee siempre efectos positivos es asentir con la cabeza. De esta manera, animás a tu interlocutor a que siga hablando y le transmite señales de atención y aprobación.

Con estos pequeños trucos podés aprender a manejar tus expresiones y tu comunicación no verbal para lograr una negociación exitosa.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres