Contenido

22 de febrero 2017

6 claves para la seguridad de datos en tu empresa

La seguridad informática dentro de tu empresa es muy importante y no debés dejarla librada al azar. Consejos básicos para poner en práctica hoy mismo.
$.-

Los datos de tu empresa pueden Buenos hábitos y herramientas de seguridad ayudan a minimizar los riesgos de robo, pérdida o errores en la información del negocio. estar almacenados en servidores, en las mismas computadoras de uso cotidiano o incluso en la nube. En cualquier caso, es importante que seas consciente de que los errores inesperados, las pérdidas, robos o filtros de información pueden ocurrir. Mejor estar preparado y tomar algunas sencillas precauciones para reducir estos riesgos al mínimo

1. Utilizar un antivirus de forma habitual

Para que cada computadora y toda tu red corporativa estén protegidas, es necesario contar con un software antivirus. Estos programas, correctamente configurados, permiten supervisar las actividades en línea y controlar las aplicaciones potencialmente peligrosas provenientes de internet o de otros dispositivos externos, que pueden comprometer tu sistema.


2. Mantener el antivirus actualizado

Instalar el antivirus no es suficiente. ¿Las actualizaciones se pasan por alto o no se tienen en cuenta? Lo mejor es configurar al sistema para que se actualice automáticamente. Esto resulta crucial, ya que las amenazas se crean cada día, y un antivirus, por excelente que sea, si está desactualizado no protege.


3. Utilizar un firewall y actualizar el software

El firewall es una barrera que permite interactuar de forma segura con la red exterior, bloqueando el tráfico perjudicial antes de que alcance tu sistema. Además, no olvides instalar las actualizaciones y parches de los distintos sistemas, especialmente los relacionaos con la seguridad. De esta forma se resuelve en gran medida la vulnerabilidad de los datos almacenados frente a ataques simples y automáticos.


4. Elegir contraseñas seguras y cambiarlas habitualmente

Las contraseñas más seguras son largas, complejas y combinan caracteres alfanuméricos, e incluso, símbolos: no es lo mismo "aguaverde" que "a9ua!v3rd3". Lo ideal es cambiarlas con regularidad. Además, evitá utilizar la misma para todos los accesos; si en un solo lugar queda expuesta, es muy probable que todos tus datos resulten comprometidos.


5. Realizar copias de seguridad (o backup) periódicos

Una copia de seguridad es un duplicado de la información clave que no quisieras perder si sucede una eventualidad: fallas en equipos, errores de sistema, equivocaciones, imprevistos, ataques cibernéticos, incendios o desastres naturales. Asegurá un backup periódico de los datos, de ser posible, de forma automática. Evitá la pérdida de información crítica, ¡es mejor prevenir que curar!

6. Tener una política clara para el uso de los sistemas corporativos

Para salvaguardar la seguridad es clave definir políticas sobre el uso de las herramientas informáticas. Los mayores peligros en una empresa pueden no derivar de ataques externos, sino de descuidos humanos por parte de los empleados. El uso indebido de las herramientas puede resultar no sólo en la baja de productividad y mayores costos, sino también en problemas legales.

Si contás con un responsable de sistemas, es probable que ya estés tomando éstas y otras medidas para proteger el valioso activo de tu información. Si no, asegurate de ponerlas en práctica y realizar verificaciones periódicas, pidiendo ayuda a consultores externos de ser necesario.

¿Estás cuidando tu información?

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres