Contenido

24 de febrero 2017

Cómo elaborar un código de ética

Cómo elaborar un código de ética
El código de ética permite establecer parámetros que estandarizan la conducta de todos los actores vinculados a una empresa. De qué se trata esta herramienta y cómo desarrollarla.
$.-

¿Tu pyme está preparada para El Código de Ética permite establecer los valores internos y normas de la organización y enmarca con claridad y previsibilidad el accionar hacia dentro y fuera el proyecto de Ley de Responsabilidad Penal de las personas jurídicas por actos de corrupción? La Oficina de Anticorrupción prevé reducciones a las sanciones -y hasta eventualmente su exoneración- por prestar colaboración activa y por instaurar medidas internas de control. De esta manera, se incentiva la adopción de prácticas preventivas.

¿Cómo alinearse a esta nueva sinfonía ética? Empezar con acciones internas. El Código de Ética, piedra fundamental del sistema de ética empresarial, permite establecer los valores internos y normas de la organización y enmarca con claridad y previsibilidad el accionar hacia dentro y fuera. A su vez, legitima el uso de sanciones a causa de comportamientos éticamente equívocos. En él se establecen normas para garantizar que todos hagan lo correcto.

El decálogo ético refleja el compromiso de todos, sobre todo de la alta dirección, quien debe manifestar su apoyo incondicional. Debe verse integrado a la estrategia y a las operaciones de la empresa y no como un mero decorado.

No solo tiene función reguladora sino que también educadora: es una oportunidad para proporcionar formación en integridad al personal y otros grupos de interés, de manera que favorece la creación de un clima organizacional ético.

El código establece los derechos y obligaciones de los colaboradores. Al determinar sus violaciones y sanciones, orienta a actuar con imparcialidad. Es recomendable que especifique también la responsabilidad y el deber de denunciar y no mirar hacia el costado; de forma tal que se evite el "no inmiscuirse" ante las violaciones que se es testigo.

¿Por dónde empezar?

Con la conformación del equipo de trabajo participativo y abierto a diferentes sectores de la empresa. Si el tamaño de la empresa lo amerita, la constitución de un Comité de Ética multidisciplinario y multisectorial permitirá liderar y dinamizar el diseño del código. Durante este proceso, es conveniente participar a todos los funcionarios y promover la previa comunicación de los contenidos para su homologación. Si por el contario se trata de una pyme, el propio dueño acompañado de colaboradores claves podrá dar inicio.

El comité ético o un responsable (en caso de pymes) supervisará la aplicabilidad del código, establecerá procedimientos de revisión e introducirá cambios de ser necesario. Es conveniente realizar auditorías periódicas.

Algunas instituciones organizan fórums de discusión con grupos específicos. Asimismo, instancias de sensibilización con los integrantes de la empresa son bienvenidas. Mediante dinámicas participativas con sus diversos contenidos temáticos se selecciona: los principales valores que rigen el accionar de la empresa, los aspectos claves a ser abordados, y se identifica los grupos de interés que serán objeto de tratamiento.

Cada código refleja la realidad de la empresa. Previamente, conforme un análisis de riesgos, se identifica las áreas sensibles de modo de abocarse en aquellos ámbitos del negocio de mayor fricción. Su elaboración ha de ser multidimensional y se ha de aceptar que, por lo general, un tamaño no se ajusta a todos. Claramente, no hay un "traje a medida"; sino que cada código se elabora a medida de cada empresa. Es un documento personal. Se ha de evitar copiar y pegar. Sin embargo, en primera instancia, los modelos universales pueden servir como guía de aproximación.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres