Contenido

03 de marzo 2017

Claves para un folleto siglo XXI

En tiempos de Internet, un folleto en papel puede resultar anacrónico si no le encontrás la vuelta.
$.-

1. ¿Es realmente necesario? El folleto comercial clásico que sólo comunica a qué te dedicás y da tus datos ya ha quedado obsoleto. Con caudales de información digital en celulares, redes sociales y páginas web, preguntate siempre antes de encarar la producción de un folleto en papel cuál es su razón de ser. En muchos casos aún tiene sentido, pero asegurate de que el tuyo sea uno de ellos: destinatarios sin capacitación o conocimiento de herramientas digitales, situaciones sin acceso a tecnología, obsequio o entrega en mano o puerta a puerta, complemento o guía para comunicaciones digitales, entre otros.

2. Trabajalo como una pieza comercial. Esto implica que dediques un tiempo a pensar el contenido y que te asegures de dar los mensajes que aportan a tu marca y se relacionan con tu estrategia comercial, para lo que siempre es recomendable que trabajes con profesionales en el diseño, armado, imágenes, corrección e impresión, entre otros rubros. Una agencia de publicidad, diseño o marketing puede brindarte una solución integral.

3. Diferenciate desde el contenido. Un buen folleto hoy no sólo debe ser apelativo, atractivo y estar bien escrito, sino que debe dar un valor agregado para que el que lo reciba lo lea y guarde. Pensá no sólo en lo que querés comunicar, sino en algo que el destinatario desee o al menos encuentre útil. Por ejemplo, las empresas de cosméticos acompañan sus folletos con tips de belleza, mientras que muchas casas de comida y delivery aprovechan un mundial o torneo deportivo para dar folletos que combinan la información del negocio con el fixture de partidos.

4. Pensalo en el contexto de toda tu campaña de marketing. Para una empresa de cierta envergadura el folleto debe estar pensado en el marco de sus comunicaciones de marketing, sin dejar de lado la integración con otras herramientas (por ejemplo, que el folleto en papel tenga la dirección del sitio web y éste ofrezca información adicional, o que una publicidad invite a pedir el folleto por teléfono). Aun si tu emprendimiento es pequeño y el folleto va a ser tu única herramienta de publicidad, asegúrate de que tenga relación con tu posicionamiento y con tus decisiones de marketing.

5. Orientalo a la acción. ¿Qué querés que haga quién reciba tu folleto? El folleto comercial clásico que sólo comunica a qué te dedicás y da tus datos ya ha quedado obsoleto (¡esa información es fácil de conseguir en un buscador online!), por lo que no suele funcionar para atraer clientes a tu local. Hoy el folleto tiene que tener una función particular: darte un cupón de descuento, un número para un sorteo, una clave para acceder a información online, acceso a una promoción especial o un evento, etc. Podés jugar con recursos novedosos como troqueles, hologramas, imágenes 3D, códigos QR, colores flúo o metalizados y otros que, hoy no demasiado onerosos, pueden reforzar tu comunicación y poner tu folleto a la altura del siglo XXI.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres