Contenido

13 de marzo 2017

Big data al alcance de las pymes

Big data al alcance de las pymes
El almacenamiento y procesamiento de grandes volúmenes de datos no es exclusivo de las grandes empresas. Las pymes también pueden aprovechar la información para hacer crecer el negocio.
$.-

Los datosLa información en las organizaciones crece exponencialmente y eso abre nuevas oportunidades de negocios sobre las necesidades, las preferencias, los gustos y hasta la ubicación física del cliente están ahí: en los comentarios que deja en las redes sociales, en las compras que hizo previamente en cada negocio, en las interacciones que tuvo con los puntos de contacto que dejamos a su disposición, en dónde lo localiza su teléfono celular

Procesar todo este enorme volumen de información heterogénea, que puede ser estructurada (como es el caso de las transacciones hechas por el cliente con una compañía y registradas en el sistema ERP) o no (como puede ser un comentario en un sitio web), de fuentes internas o externas, parecería, en principio, un reto difícil de encarar. Sin embargo, el avance de la tecnología y la reducción de costos en los ámbitos de procesamiento y almacenamiento permite a las pymes pensar en enfrentar un proceso de esta magnitud con cierta naturalidad y a costos razonables.

La información en las organizaciones crece exponencialmente y eso abre nuevas oportunidades de negocios. Por eso, para tener claridad sobre el resultado que se espera de un proyecto de big data, es fundamental avanzar paso a paso y plantear objetivos de corto y mediano plazo. ¿Qué datos debo integrar? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Qué reglas de calidad y depuración de información debo aplicar para que se relacione de manera óptima? ¿Qué inteligencia voy a utilizar para convertir estos datos en información?

Por lo tanto, la clave de un proyecto de big data no se encuentra en el almacenamiento y procesamiento de grandes volúmenes de datos, sino en la importancia de darle a estos conjuntos de datos dispersos y gigantescos un sentido de información. Aunque parezca obvio, es necesario definir con exactitud el uso que se dará a los datos y sobre qué proceso se trabajará. No sirve de nada almacenar toda la información disponible si no vamos a saber qué hacer con ella.

Otro factor importante es la definición de la plataforma. Debe ser óptima para el proyecto inicial y también soportar el crecimiento que tendrá esta iniciativa en el tiempo y con otros nuevos desarrollos. Además, debe tener un costo bajo y predecible. Para ello es imprescindible trabajar los datos en un sistema de múltiple temperatura (datos calientes, frecuentemente accedidos; datos tibios, usualmente accedidos; datos fríos: usados raramente). Esta es una buena forma de mantener estos costos dentro de los parámetros esperados, permitiendo utilizar diferentes tecnologías que faciliten y minimicen la inversión necesaria, pero sin desmedro de la capacidad de procesamiento.

Nunca antes las pymes estuvieron tan cerca de poder "exprimir" los datos disponibles: la información está en todos lados y las soluciones ya son accesibles para los presupuestos de las empresas pequeñas y medianas. Sólo queda dar el pequeño-gigantesco paso de romper con las barreras culturales y convencerse de que hoy no se puede prescindir de la última innovación si se desea seguir creciendo.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres