Contenido

07 de abril 2017

En Punto: "La incomodidad es el primer paso para emprender"

En Punto: La incomodidad es el primer paso para emprender
Comer sano en el lugar de trabajo es un desafío creciente. Para resolver este problema, diseñaron el prototipo de una máquina expendedora de alimentos saludables que fue reconocida como "Iniciativa Emprendedora" del Premio Mentores 2016.
$.-

En PuntoLogramos un salto de calidad al participar en un certamen emprendedor es, por ahora, un prototipo. Bajo la propuesta de ser una solución para aquellos que buscan comer sano sin salir de la oficina, esta máquina expendedora, denominada Punto Natural, cuenta con un desarrollo tecnológico realizado íntegramente en la Argentina. Permite pagar con tarjetas de crédito o débito a través de una billetera digital y cuenta con un software de gestión que toma los datos de cada transacción y genera información valiosa para adaptarse a las necesidades de los clientes.

Al frente del proyecto se encuentran Iair Abud, Nicolás Grinberg y Alejandro Riener. La idea surgió de la necesidad diaria: "La alimentación se ha convertido en un problema de salud y las opciones que tienen los oficinistas en general no son aptas para una dieta balanceada", resumen. El proyecto ya recibió una mención especial por iniciativa emprendedora en el Premio Mentores 2016, un certamen organizado por Materia Biz junto con Banco Galicia, la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Kennedy y que busca reconocer el potencial de crecimiento sostenible de emprendedores y evaluar las capacidades de los empresarios para desarrollar el negocio.

Productos frescos como ensaladas, yogures con granola, jugos naturales, aguas saborizadas, frutos secos y frutas, bajo marca propia, son las alternativas que el equipo planea ofrecer a través de las máquinas expendedoras. ¿El desafío? La reposición. "Es un proceso que requiere mucha exactitud porque a cada Punto Natural le corresponde una cantidad diferente de productos y gustos. En este sentido, nuestro software de gestión nos permite automatizar el control, que lo realizamos a las 18:00 de cada día, enviando el pedido a central para preparar la reposición que se llevará a cabo al día siguiente", explican.

Para los emprendedores, se trata de un proyecto ambicioso y, por eso, prefieren ir por etapas: "En la primera, vamos a ubicar las máquinas en el interior de las empresas donde el contacto con los clientes es directo y el ambiente controlado. En una segunda instancia, aspiramos a ubicarla en lugares más públicos como shoppings, hoteles o universidades. Finalmente, evaluamos la posibilidad de encontrar un esquema conveniente para que sea directo al público".

El germen del proyecto

Los motivó a emprender la búsqueda de un modelo de vida más equilibrado. "Nos encanta trabajar. Pero estábamos en oficinas donde era complicado mover las estructuras y que estaban caracterizadas por la ineficiencia. Hoy no hace falta cumplir un horario o seguir procedimientos sin razón. Establecemos objetivos y los alcanzamos. Aspiramos a divertirnos en el trabajo, a acoplarlo a hábitos saludables que nos dejen desarrollarnos como personas. En Punto nos permite lograr un equilibrio perfecto entre esas variables", comentan.

Postulan que el primer paso para emprender es la incomodidad. "Muchas personas tienen buenas ideas, pero están en una zona de confort. Yo no me veía gerente de la empresa donde estaba, ni trabajando en el microcentro porteño. Si pudiera recomendar algo a quienes piensan en emprender, les diría que se vean a sí mismos en 5, 10 y 15 años. ¿Qué ven en primera instancia? Luego, que piensen conscientemente cómo quieren ser. ¿Coincide?", cuenta Alejandro sobre el proceso que lo llevó a entender que lo suyo no era el trabajo en relación de dependencia. Junto a Iair y Nicolás son amigos desde hace más de 15 años. La razón por la que decidieron asociarse para llevar a cabo el proyecto es "una conjunción de confianza y complementariedad en las funciones".

Ellos consideran que el equipo, la confianza y el conocimiento son fundamentales a la hora de emprender. "En nuestro caso, logramos un salto de calidad la primera vez que participamos en un certamen emprendedor. Tuvimos que trabajar arduamente en equipo para cumplir los plazos de entrega, revisar por completo nuestro plan de negocio y luego exponerlo a un jurado. Fue una experiencia inolvidable que sin duda nos consolidó como empresa", cuentan orgullosos.

Hoy se encuentran en la etapa de implementación. Su objetivo inmediato es concretar la primera venta. "Queremos revolucionar el mercado alimenticio, posicionándonos en la intersección de alimentos y tecnología. Realmente nos consideramos una solución que mejora la vida de las personas: brindamos productos saludables y ahorramos tiempo", concluyen.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres