Contenido

09 de mayo 2017

Plasmium: "Hay una demanda de mejores alternativas en salud"

Especializados en medicina regenerativa, Plasmium refleja que la innovación científica también puede ser un emprendimiento rentable. La ciencia y la tecnología al servicio de la salud.

$.-

Desde ´La mejor decisión que tomamos fue hacer las cosas bien, apostando a que nuestra reputación y experiencia nos diferencien´, Plasmium hace más de 36 años, Leonardo Tacus, Pablo Kobrinsky y Daniel Domínguez trabajan en la investigación y desarrollo de la medicina regenerativa. Basados en esa rica experiencia, fundaron Plasmium, un centro médico que apuesta por la diferenciación y la innovación científica.

Recientemente fueron galardonados en el Premio Mentores, un certamen que busca reconocer el potencial de crecimiento sostenible de emprendedores y contribuir evaluando el negocio y las capacidades de los empresarios para llevarlo adelante.

"La decisión de participar estuvo relacionada con las mentorías y la posibilidad de conocer otras pymes en situaciones similares y compartir aprendizajes. Queríamos pertenecer a una plataforma de negocios y construir el conocimiento de nuestra marca", comenta Daniela Tacus, responsable de estrategia comercial, marketing y comunicación de Plasmium.

La innovación es uno de los pilares de la compañía, junto con la calidad y el buen servicio. "Juntos forman el tridente para el crecimiento del proyecto. Somos emprendedores por naturaleza. Con este proyecto, totalizamos tres en el campo de la medicina; Plasmium es el de mayor innovación".

"Las oportunidades son muchas para quienes quieran emprender en el campo de la ciencia. Siempre hay aspectos para explorar y descubrir. La sociedad está hambrienta de soluciones. Como toda pyme, tuvimos que enfrentar la falta de recursos, la problemática del contexto y los altos costos, además del desconocimiento general de la medicina regenerativa, pero nos supimos adaptar y redirigir esfuerzos para ser más efectivos".

El producto estrella es el PRP Plasmium®, realizado a partir de la sangre del propio paciente. "Estimula la capacidad regenerativa que de por sí tiene el organismo para que actúe desde el interior hacia el exterior. Nuestro protocolo y todos nuestros productos son los únicos en el mercado que se rigen bajo la Ley de Sangre N° 22.990 y las normas estipuladas por la Sociedad Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología", explica. De este modo garantizan la trazabilidad y calidad de las aplicaciones.

"La mejor decisión que tomamos fue hacer las cosas bien desde el principio, apostando a que nuestra reputación y experiencia nos diferencien. La implementación fue ardua, es una tarea difícil y constante. Resulta complejo hacer todo según dicta la ley sobre todo cuando la competencia va por el camino fácil y rápido, pero también es altamente satisfactorio recibir el reconocimiento de los pacientes y los pares".

El ABC de la medicina regenerativa

La medicina regenerativa surge como una opción a la medicina tradicional, con el objetivo de mejorar la calidad de vida, revitalizar el aspecto general de la piel, calmar el dolor y acortar tiempos de sanación. Utilizada generalmente para acelerar los tiempos de regeneración de los tejidos, cartílagos, músculos, tendones, para mejorar el aspecto general de la piel, corregir arrugas, manchas e imperfecciones, permitiendo acelerar la reparación y la cicatrización de heridas.

Hoy, es una de las opciones más utilizadas para las lesiones deportivas (calambres, desgarros musculares, tendinitis, artrosis, etc.) puesto que es natural, no es invasiva, no necesita de medicamentos para actuar, acorta los tiempos de recuperación y en ocasiones puede postergar la cirugía.

Todas las personas pueden aprovechar sus beneficios, desde niños hasta personas de edad avanzada, lo importante es analizar cada caso, cada patología con detenimiento y si es utilizado como medicina preventiva mejora exponencialmente sus resultados.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres