Contenido

12 de mayo 2017

Empleado vs contratista: ¿qué conviene para tu negocio?

Contratar un empleado o solucionar una necesidad mediante un contratista externo es una decisión clave para un equipo emprendedor.
$.-
En todo emprendimiento, los Incorporar un contratista es una opción para entender cómo trabaja y, luego, en el caso de un buen desempeño, pensar en retenerlo como empleado recursos son sumamente escasos, es por esto que la decisión de contratar a un empleado o a un contratista externo no es una decisión sencilla. La elección incorrecta puede derivar en el fracaso de nuestro proyecto.

¿Cómo saber qué conviene, entonces? Algunas claves para tomar la decisión:

1) ¿Cuál es la necesidad que debemos cubrir?
El punto más importante aquí es definir desde un primer momento cuál es exactamente el trabajo que va a realizar esta persona en referencia al tiempo de implementación.
Por ejemplo, si este nuevo recurso humano va a encargarse de nuestro canal de atención al cliente, definitivamente estamos hablando de un trabajo a largo plazo y estable (recurrente) en el tiempo. En este caso, conviene invertir, sin lugar a dudas, en un empleado fijo que conozca a detalle nuestra cultura de trabajo.

Pero, por otro lado, si necesitamos una persona para que desarrolle un nuevo módulo para nuestro sistema, que tomará en promedio unos 2 a 3 meses de implementación y luego finaliza su trabajo, entonces para esta circunstancia la mejor alternativa es buscar un contratista externo .

Para un emprendimiento, la posibilidad de contar con contratistas externos con los cuales acordar un trabajo y un presupuesto fijo y conocido de antemano, es un gran aliado, especialmente cuando contamos con recursos escasos y estamos probando una nueva idea.

2) ¿Cómo los contratamos?
Una vez que definimos el punto 1 en función a lo que necesitemos, es hora de contratar a esta persona. Lo primero que debemos hacer, tanto para un empleado como para un contratista, es firmar la documentación necesaria donde se establece que la propiedad intelectual de lo generado es de propiedad exclusiva de nuestro emprendimiento. Existen ejemplos online que podemos tomar como modelo.

Si es un contratista, definirá sus propias horas de trabajo, desde dónde quiere trabajar y cómo llega al resultado establecido en el alcance . Los recursos que utilizan para alcanzar estos resultados (computadora, acceso a internet, escritorio, etc.) serán provistos por ellos mismos (no por nuestro emprendimiento). Este contratista tendrá un acuerdo firmado con nosotros especificado como consultor externo y le pagaremos el monto total sin la necesidad de retener ningún impuesto. Es su obligación rendir sus propios impuestos.

Si se trate de incorporar un empleado, debemos retener y pagar sus impuestos mensualmente. Además de brindarle todos los recursos necesarios para que pueda llegar a su objetivo final.

3) ¿Qué es importante tener presente?
a) Siempre verificar que todos los empleados tengan seguro del trabajador y esté al día (vigente).

b) No olvidemos de solicitar antes de contratar a un nuevo empleado su permiso para trabajar en el país, en caso de que sea extranjero.

c) Para alcanzar el mejor talento , sin importar la ubicación geográfica, existen sitios online que permiten contratar recursos para proyectos específicos.

No es necesario que los fundadores conozcamos en detalle y seamos expertos en el pago y administración de empleados, pero si es nuestro deber conocer los aspectos básicos y, además, respetarlos conforme indica la ley.

Para aquellos que están iniciando un proyecto, la modalidad de contrato por tiempo determinado puede ser una opción para entender cómo trabaja un tercero y, luego, en el caso de que tengan un excelente desempeño, pensar en retenerlos como empleados a tiempo completo. Éste definitivamente es el mejor camino para formar y escalar nuestro emprendimiento a largo plazo.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres