Contenido

21 de junio 2017

3DF Ingeniería Fueguina: impresión desde el fin del mundo

3DF Ingeniería Fueguina: impresión desde el fin del mundo

Desde Tierra del Fuego, apuestan a la fabricación nacional de impresoras 3D y pantógrafos router de bajo costo. Apuntan a los pequeños emprendedores que buscan tecnificar sus procesos productivos.

$.-

LuegoEs clave ver las limitaciones propias y entender cuándo necesitás ayuda. Nadie es todopoderoso de 12 años de experiencia en el rubro petrolero, Miguel Cardozo y César Castagnoli lanzaron 3DF Ingeniería Fueguina en Río Grande, Tierra del Fuego, desde donde producen impresoras 3D ypantógrafos router de bajo costo, apuntando a los pequeños emprendedores que necesitan tecnificar sus procesos productivos. Brindan herramientas de automatización de alta productividad y calidad, posibilitando que el cliente expanda su negocio con una inversión baja.

Este emprendimiento los posicionó entre los finalistas del Premio Mentores 2016, certamen que busca reconocer el potencial de crecimiento sostenible de emprendedores y evaluar las capacidades de los empresarios para desarrollar el negocio.

"No es nuestra primera experiencia emprendedora y, por suerte, pudimos aplicar los conocimientos adquiridos antes de salir al mercado y, de alguna manera, garantizar el éxito", comenta Miguel. La ideasurgió en una exposición industrial en septiembre de 2015. En ese momento, no existía en el mercado una gama de herramientas automáticas de bajo costo. Miguel y César enseguida vieron la

oportunidad: "Nos motivaron las posibilidad de aplicaciones infinitas. Es una tecnología relativamente económica y vimos que en la región no había nada parecido, así que quisimos ser los primeros".

Comenzaron por armar la estructura de costos de los productos y el diseño del modelo de negocios. Investigaron cómo funcionaban otros negocios similares en el país y en el mundo y armaron dos prototipos de impresoras 3D y uno del router CNC. Luego de una etapa de pruebas, estandarizaron las partes, optimizaron el diseño y comenzaron a definir el plan de marketing. "Lo más difícil fue conseguir los componentes a un buen precio y perfeccionar la logística para poder competir con los precios del continente", explican.

Emprender desde Río Grande implicó varios desafíos. Tuvieron que armar la logística y buscar proveedores nacionales para poder cumplir con la demanda sin generar sobre-stock, demostrar que cualquiera puede operar una impresora 3D y que no hace falta ser ingeniero. También se vieron afectados por la apertura de importaciones, en tanto hoy se puede acceder a una impresora china por un importe mucho menor. Para defenderse de esta amenaza, hacen hincapié en el servicio técnico, la atención personalizada y la garantía de los productos. Paralelamente, ampliaron sus servicios y comenzaron a comercializar una marca de filamento 3D nacional, que ofrecieron en Tierra del Fuego al mismo precio que en Buenos Aires.

Dado que se trata de un producto innovador, la comunicación ha tenido un lugar central en la estrategia de crecimiento de la empresa. "Hicimos acuerdos con el municipio y el gobierno provincial para realizar capacitaciones gratuitas al público en general sobre los conocimientos básicos y aplicaciones de estas tecnologías. Esto disparó el boca en boca y una serie de entrevistas televisivas, radiales y de portales de Internet que despertaron interés en nuestros productos. A esto le sumamos la publicidad paga por Facebook y así logramos llegar a gran cantidad de la población local, que es el mercado al que apuntamos en la primera etapa".

Hoy están preparándose para salir a vender en el continente y ampliar su mercado. Además, están diseñando nuevas máquinas para tener una gama de productos con distintas prestaciones para clientes más exigentes.

Miran el camino recorrido y aconsejan convencidos: "Es clave ver las limitaciones propias y entender cuándo necesitás ayuda. Nadie es todopoderoso. Capacítense y vean su negocio a 10 añosen lugar de la ganancia de mañana. No dejen de innovar y arriesgarse en forma controlada. Y no confundan la inversión con los gastos".

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres