Contenido

11 de agosto 2017

QERO ECOVASOS: "El mejor residuo es el que no se genera"

QERO ECOVASOS: El mejor residuo es el que no se genera

Buscan generar conciencia sobre la sustentabilidad a través de la reutilización de vasos en eventos. Su principal desafío es generar un cambio de paradigma y dejar atrás el viejo modelo de "usar y tirar".

$.-

Olivier Habonneaud, Esteban No vendemos solamente un producto/servicio sino que queremos ofrecer un concepto: “por qué descartar si podemos reutilizar”Bancalari y Gregory Murac hicieron de su interés por la sustentabilidad una oportunidad de negocio. Estos tres amigos ya trabajaban directa o indirectamente con temas sustentables, pero con Qero Ecovasos encontraron la manera de ofrecer algo nuevo en Latinoamérica por el cuidado del medioambiente.

Olivier tiene una consultora ambiental para disminuir el impacto de la huella de carbono en eventos y oficinas. Cuando dio la recomendación de reemplazar los vasos descartables por vasos plásticos reutilizables se dio cuenta de que este servicio no existía en el país. Eso los motivó a juntarse y crear Qero Ecovasos en 2013.

Actualmente, abarcan una gran variedad de clientes, desde eventos multitudinarios, como festivales de música, ferias gastronómicas, centros culturales o eventos deportivos, hasta fiestas de cumpleaños o casamientos, donde la gente quiere evitar el uso de descartables.

"Nos apasiona la posibilidad de concientizar a la gente con una acción tan sencilla como la reutilización, usando como vector el sistema básico de la seña. No vendemos vasos, vendemos ecovasos. Nuestro enemigo es el descartable y el hecho de usar y tirar. Decidimos emprender juntos porque nuestra complementariedad nos dio la fuerza necesaria para enfrentar un cambio tan radical en la organización de eventos", explican. En ese entonces, Esteban tenía una planta de reciclado plástico en Salta y Gregory aportó conocimiento en la producción de los eventos, con sus más de 15 años de experiencia.


Respeto por la naturaleza

Qero significa "vaso ceremonial" en quechua y con este concepto buscan simbolizar la importancia que tiene "el respeto por la Pachamama y el cuidado del planeta".

El prinicipal diferencial de Qero es la implementación del sistema de garantía. Su funcionamiento es sencillo: en el momento de la compra de la primera bebida, el usuario deja un importe adicional en concepto de seña para obtener su ecovaso. Puede cambiar su vaso por otro limpio a lo largo del evento todas las veces que quiera. Cuando devuelve el vaso, recupera su seña o puede optar por conservarlo.

"Si bien nosotros sugerimos fuertemente la implementación del sistema de seña porque es la herramienta que más ayuda a la concientización del público, los ecovasos también pueden usarse sin este sistema. En determinados casos, es entendible que algunas organizaciones no quieran cobrar por sus vasos. Por ejemplo, vasos para usar en oficinas o para una fiesta de fin de año de una empresa. Por eso tenemos la opción de vasos personalizados que sirven como regalo o recuerdo y que reemplazan igualmente el uso de los vasos descartables. Nosotros brindamos, además el servicio de asesoríaa lo largo de todo el proceso de implementación del sistema, la comunicación, la personalización de vasos, elaboración de informes posteriores y además ofrecemos el servicio de lavado industrial de los vasos para asegurar su óptima reutilización", cuentan.

Un camino de aprendizaje

Reconocen que tuvieron que aprender mucho, desde la selección de proveedores hasta el manejo de equipos de trabajo. Pero el principal desafío fue convencer a los productores de eventos de cambiar su manera de pensar y de implementar su sistema. Generalmente, al principio, lo ven como una complicación, pero, cuando lo implementan, no hay vuelta atrás con los descartables.

Para producir los ecovasos de polipropileno, han invertido en distintas matrices que usan las empresas inyectoras que contratan. Tercerizan también la impresión en serigrafía o en In Mold. Indirectamente, más de 25 personas trabajan para darle forma al proyecto.

"Nuestro ecovaso es nuestra mejor herramienta de marketing. Si es lindo y le gusta a la gente en un evento, esa es nuestra mejor publicidad. Por eso nos esforzamos en ofrecer no solo diseños lindos y originales, sino también un servicio de calidad, que incluye lavado y secado, así como balances ambientales post evento", concluyen orgullosos.

En 3 preguntas:

¿Cuáles creen que fueron las decisiones estratégicas que más les ayudaron a crecer?No ceder al merchandising y seguir ofreciendo sustentabilidad. No vendemos solamente un producto/servicio sino que queremos ofrecer un concepto: "por qué descartar si podemos reutilizar". Ese es nuestro gran diferencial. Otra decisión fue invertir en matrices propias para distinguirnos de la competencia, con modelos de vasos que son únicos en el mercado, además de más fácil de usar, reusar y muy resistentes.

Se sienten orgullosos de su trabajo cuando....Cuando vemos cómo quedan los predios de los eventos con el uso de los Ecovasos. Por ejemplo, el Cosquín Rock no usó tachos en 14 años de existencia porque la gente usaba y tiraba no sólo el vaso descartable sino también todo lo demás y los tachos no aguantaban. Al sumar los ecovasos, apareció la necesidad de acompañar la implementación con tachos para separar la basura. La gente volvió a disfrutar del pasto y dejaron las sierras de Córdoba tan limpias como las encontraron.

¿Sueños a futuro?Poder seguir ofreciendo nuestro concepto en otros ámbitos, como por ejemplo las estaciones de servicio y los cines. También nos gustaría crecer fuera de Argentina, diversificarnos y seguir difundiendo sustentabilidad.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres