Contenido

22 de agosto 2017

The Dignani's: el mundo en un pañuelo

The Dignanis: el mundo en un pañuelo

Zule y Sol Dignani apuestan a la diferenciación y la relación con el cliente. Empezaron con pañuelos y fueron extendiendo la línea de productos para aplicar sus estampas exclusivas, siempre priorizando la creatividad y el valor de lo hecho a mano.

$.-

Su Paso a paso, despacio, pero firme es nuestra estrategia de crecimientoproducto estrella es el pañuelo. Apostaron al regreso de este clásico del guardarropas femenino y ganaron. "Nos dimos cuenta del potencial que tenía el pañuelo y lo empezamos a explotar a full. Quisimos generar una experiencia, enseñándoles a nuestras clientas que hay mil usos diferentes para llevar un pañuelo. Algunas más clásicas, otras más jugadas, pero se puede experimentar de manera infinita y buscar la mejor opción para cada una", cuentan Zule y Sol Dignani, las hermanas detrás de The Dignani's.

Sol es publicista y Zule, diseñadora de indumentaria. Abrieron juntas una marca de ropa y allí comenzaron a hacer pruebas con los pañuelos. Se dieron cuenta de que era un producto que funcionaba muy bien y decidieron reformular el emprendimiento para desarrollar más el diseño textil. Así nació The Dignani's a principios de 2015 como una propuesta que combina la creatividad y la revalorización de lo hecho a mano.

"Diseñamos nuestras propias estampas y tenemos mucha variedad de motivos y colores. Vamos generando nuevos estampados todo el tiempo, que pensamos y desarrollamos entre las dos. Creamos tutoriales que compartimos en nuestras redes y generamos encuentros con las clientas para conocernos y mostrar las infinitos usos de este accesorio tan versátil. Los pañuelos vienen perfumados con nuestra fragancia exclusiva y a nuestras clientas les encanta el aroma con el que llegan a sus casas", explican sobre los diferenciales que les han ayudado a posicionarse.

Paso a paso

En los comienzo, el principal desafío fue arrancar con un presupuesto muy limitado. Se asesoraron con una coach para emprendedores para definir los lineamientos básicos y, una vez fijadas esas pautas, siguieron su intuición para el desarrollo de las diferentes áreas.

Mayoritariamente, venden online a través de su sitio web. También tienen un showroom en Capital Federal que funciona con cita previa y sus productos están presentes en locales del interior del país. Empezaron produciendo 30 pañuelos por mes. Hoy, terminan 500 por semana. "Así y todo seguimos teniendo más demanda de lo que llegamos a producir. Una locura para los pequeños números que manejábamos al comienzo", cuentan orgullosas.

También fueron extendiendo la línea de productos para ofrecer fundas para computadora, mochilas, neceseres, lonas y bolsos playeros, siempre bajo la premisa de volcar en todos sus estampas exclusivas.

"Crecimos mucho en poco tiempo y nos encontramos reformulando todo debido a la alta demanda que están teniendo nuestros productos. También ganamos muchos clientes extranjeros, que nos conocieron en Buenos Aires, y nos preguntan todo el tiempo cómo pueden tener los productos en sus países. La venta en el exterior es un desafío que pensamos enfrentar este año", comentan sobre los proyectos que se vienen.

La diferenciación como estrategia

The Dignani's es el fiel ejemplo de cómo una marca puede generar un diferencial que haga que los clientes vuelvan una y otra vez. Desde el principio, incorporaron la idea de brindar cursos de costura y así generar un lazo con las clientas y desarrollar un área donde poder seguir explotando su creatividad.

Además, hacen un uso intensivo de las redes sociales. Las acciones de comunicación que más les funcionan son la difusión de tutoriales en Instagramy Facebook, mostrando los distintos usos que tienen los pañuelos.

"Creemos que lo que más nos ayudó a crecer fue tomar un accesorio, como es el pañuelo, y darle mucha fuerza agregándole el valor de la experiencia. También fue importante tener varias puntas desde donde generar ingresos y no solo depender de la venta del producto.
Fue clave ir paso a paso: primero atendíamos a las clientas y dábamos los workshops en nuestras casas. Como vimos que funcionaba bien pensamos en un local pequeño donde pudiéramos trabajar y dar los talleres y así, despacio pero firme, creemos que encontramos una buena estrategia para crecer", resumen.

Socias y hermanas

Cuando les preguntan por qué emprender entre hermanas, ellas explican que se trata de un vínculo muy fuerte, una relación en la que siempre va a estar todo bien. Confiesan que, al principio, les costaba mucho cortar el día de trabajo y no llevarlo a casa, pero dicen que con el tiempo fueron aprendiendo que también necesitan tener su propio espacio.

"Siempre fuimos muy compañeras. Nos entendemos perfecto. Zule se encarga del diseño y la producción y yo manejo la comunicación y la atención al cliente. Pero nos consultamos y definimos entre las dos todas las cosas importantes. No hay decisión que no sea consultada.Cuando una está sobrepasada, la otra colabora y viceversa. De paso está bueno porque así aprendemos de todo las dos", explica Sol sobre la metodología de trabajo.

En 3 preguntas:

¿Cómo es el cliente típico de The Dignani's?No tenemos un cliente tipo establecido. Nuestros pañuelos son usados por mujeres de todas las edades. Los usa nuestra mamá, como así también nuestras sobrinas adolescentes. Incluso algunos hombres se animaron a llevar un Dignani's.

¿Qué le dirían a un emprendedor que recién empieza en el área?Que de a poco, con amor, mucho trabajo y perseverancia las cosas se empiezan a dar.

¿Un sueño por cumplir?¡Varios! Tener un gran local a la calle para poder brindar una mejor experiencia a nuestras clientas y poder mostrar en vivo las diferentes maneras de llevar los pañuelos. Vender en el exterior y hacer una alianza con alguna marca internacional pionera de pañuelos o textiles. ¡Soñar no cuesta nada!

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres