Contenido

23 de octubre 2017

Ventajas de adquirir un negocio en marcha

Ventajas de adquirir un negocio en marcha

Emprender con un negocio que ya está funcionando permite ahorrar tiempo y costos, entre otros beneficios.

$.-

Las transferencias El comprador de un negocio en marcha está comprando una combinación entre tiempo y reducción de riesgosde negocios son cada vez más habituales. En el mundo, miles de negocios pasan a manos de nuevos dueños, en operaciones muy diversas. Sin importar el tamaño o tipo de negocio, siempre hay un propietario dispuesto a vender que encuentra un inversor con ansias de comprar su negocio. ¿Qué puede impulsar a alguien a comprar un negocio en marcha?

Si hiciéramos una encuesta a las personas que alguna vez compraron un negocio, tendríamos respuestas de todo tipo, que podrían ir desde la búsqueda de un futuro próspero, inserción social en una comunidad o incluso un desafío personal. Sin embargo, hay un denominador común en todas estas personas que nos demuestra que quien adquiere un negocio en marcha está comprando tiempo.

Un negocio establecido está instalado en un lugar, tiene un rubro determinado, posee una clientela, un nombre, una marca, empleados, un stock de productos...y todo lo demás que tiene cualquier negocio en marcha. Solamente decidir qué tipo de negocio emprender y dónde ubicarlo, supone una enorme cantidad de tiempo. Y eso es sólo el comienzo. Buscar un local, habilitarlo, elección y capacitación de empleados, generar una clientela...tiempo, tiempo y más tiempo que se traduce en costos.

El comprador de un negocio en marcha podrá saltear todos estos pasos y concentrarse rápidamente en acciones que son propias y estratégicas de la operación. Un negocio en funcionamiento cuenta con clientes, lo cual dará un flujo de ingresos, que será el combustible para poder operar y permitir al propietario llevar a cabo su plan de acción para posicionar su negocio hasta donde tiene planeado.

Existe un plus adicional que es tan importante como el tiempo: seguridad y reducción de riesgos. Por ejemplo: una persona que alquila un local para comenzar con un delivery de comidas con venta al público. Empieza la etapa de refacción y remodelación del lugar hasta ponerlo en condiciones de abrirlo. El local deberá contar con las habilitaciones municipales. Sin embargo, existen muchos locales que, por el tipo de construcción que tienen, no obtienen la habilitación y el dueño se entera tarde de esto. Al comprar un negocio en marcha, se ahorran estos errores.

Desde la teoría, iniciar un negocio desde cero supone ser más riesgoso que uno en funcionamiento. En resumen, el comprador de un negocio en marcha está comprando una combinación entre tiempo y reducción de riesgos. Por supuesto que no todas las oportunidades de compra de fondos de comercios que nos ofrecen tienen la misma combinación de estos dos factores. En algunos casos, estaremos comprando más tiempo y, en otros, más reducción de riesgos. El precio ofrecido, muchas veces, responderá a esta estructura.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres